¿Pueden los niños comer comidas que contengan vino de cocina?

Cocinar con vino presenta un misterio para los padres, cuyos instintos nunca dejan que los niños consuman vino u otras bebidas alcohólicas. Muchas recetas se hacen con vino porque éste resalta el sabor de las salsas y los jugos de la carne. El vino también se usa para marinar, como líquido de adobe y para desglasar ollas. Con los métodos de cocción adecuados, se pueden hacer comidas con vino perfectamente seguras para niños. La elección de los padres sigue siendo personal.

El alcohol y la cocina

El vino es un ingrediente de cocina codiciado entre los chefs porque intensifica los sabores de todos los otros ingredientes de un plato. Cuando cocinar con bebidas alcohólicas, como el vino, durante el tiempo suficiente y a una temperatura elevada, el alcohol se evaporará. El sabor del vino permanecerá en forma concentrada, pero el alcohol se irá, dejando a la comida segura para el consumo de niños.

Cocinar con vino de forma segura

Si eliges permitir que tus niños coman alimentos con vino de cocina es importante que cocines los alimentos de manera tal que el alcohol se evapore por completo. El vino necesita ser cocinado por un período de tiempo prolongado. Luego de agregarle vino a una salsa u otro tipo de mezcla, hierve a fuego lento o cocina la comida durante por lo menos una hora para reducir el contenido de alcohol lo más posible. Lo mejor es utilizar una olla grande destapada para que la mezcla esté en una superficie más grande y el alcohol se evapore hacia arriba.

Recetas para evitar

Las recetas que sugieren agregar vino sin calentarlo no son adecuadas para niños. Las recetas que emplean grandes cantidades de vino o tiempos de cocción relativamente cortos luego de agregar el vino también son inadecuadas. Ejemplos incluyen frutas maceradas en vino y carnes flambeadas, cocinadas rápidamente con el alcohol encendido. Otra excepción es el vino caliente, una bebida tradicional victoriana hecha calentando vino tinto con especies y frutas. Aunque el vino es calentado, la gran cantidad que se emplea en relación con el tiempo de cocción hace que se retengan grandes volúmenes de alcohol.

Sustitutos

Si prefieres no cocinar con vino al preparar comidas para niños, hay otros líquidos que pueden sustituirlo fácilmente. Si aún deseas el sabor del vino, busca variedades no alcohólicas. De lo contrario, caldos, agua y jugos de fruta pueden ser apropiados. Si vas a servir vegetales al vapor o hervidos con la comida, utiliza un poco del líquido de cocción, que se habrá convertido en una infusión con algunos de los nutrientes de los vegetales.

Otras consideraciones

Cocinar elimina el contenido de alcohol del vino, pero concentra los sabores. Para algunos padres, permitir que sus hijos experimenten el sabor del vino es un problema. Los padres pueden preocuparse porque piensan que si sus hijos adolescentes disfrutan de una salsa de vino tinto con un bistec, por ejemplo, pueden ser incentivados a que probar el vino. La decisión de permitirles o no las comidas con vino a los niños es por lo tanto personal y algo compleja.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne thomas | Traducido por azul benito