¿Cuándo tienen los niños que comenzar a visitar al dentista?

La edad de la primera visita de un niño al dentista puede ser antes de lo que algunos piensan. Aunque un bebé no nace con dientes, la higiene oral es importante para proteger las encías y promover un ambiente sano en el que los dientes puedan crecer. Llevar a un niño a una visita al dentista temprano en la vida y seguir manteniendo citas regulares con el dentista le muestra la importancia de cuidar su sonrisa.

Los primeros dientes

Los primeros dientes de un niño comienzan a erupcionar alrededor de los seis meses, aunque la edad exacta puede variar hasta los 12 meses. Los dientes poco a poco comienzan a salir en un proceso conocido como "dentición", y un bebé puede mostrar salivación o irritabilidad excesiva durante este tiempo. Los niños tienen 20 dientes de leche a la edad de tres años, y a pesar de que con el tiempo los perderán para formar los dientes permanentes, aún así, es importante practicar una buena higiene oral.

Periodo de tiempo

Según la Academia Americana de Odontología Pediátrica, un niño debe primero visitar a un dentista pediátrico cuando su primer diente salga, y todos los niños deben ser examinados por un dentista a la edad de un año. Los niños deben visitar al dentista cada seis meses o con la frecuencia recomendada por el dentista para la condición específica de la boca del niño.

La primera visita

Debido a que un niño es muy pequeño en una primera visita, el dentista no puede realizar un amplio examen. En su lugar, puede inspeccionar con cuidado la boca del bebé y dedicar tiempo a conversar con los padres para discutir el cepillado dental y los hábitos alimentarios en el hogar. La atención dental temprana de un niño le enseña que los chequeos dentales son un evento rutinario en vez de algo que hay que temer.

Dentista pediátrico

Un dentista pediátrico es un dentista con formación avanzada específica en el cuidado de los dientes de los niños. El ha pasado cuatro años en la escuela dental y tiene dos años de formación complementaria para la odontología infantil. Está familiarizado con muchos problemas dentales infantiles, incluyendo la pérdida de dientes primarios, lesiones dentales relacionadas con el deporte, el tratamiento de los hábitos potencialmente dañinos, tales como el extensa succión del dedo; y los requisitos específicos de la dieta de los niños para mantener una boca sana.

Cuidados en el hogar

Los padres pueden ayudar a sus hijos con el cepillado en casa, desde la infancia. Un pequeño y suave cepillo o un paño húmedo puede ser usado con agua para cepillar sobre las encías de un bebé. Los padres pueden utilizar una cantidad muy pequeña de pasta de dientes en el extremo de las cerdas una vez que aparezca el primer diente. Una vez que un bebé sea un poco mayor, se recomienda una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante y debe enseñársele como escupir el residual. A pesar de que un niño practica el cepillado los dientes, éstos no poseen todas las habilidades para cepillárselos por completo y deben ser supervisados ​​hasta la edad de ocho años.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por erick montesdeoca