¿Pueden los niños usar una cinta para correr?

Los niños no deben utilizar cintas de correr. Tal vez sea posible garantizar su seguridad mientras están bajo tu supervisión directa, pero cuando no estás cerca podrían imitar tu comportamiento y operar la cinta de correr, lo que puede provocar lesiones graves o incluso la muerte. En la medida de lo posible, mantén a tus hijos lejos del equipamiento de ejercicio.

Información de los expertos

La Consumer Product Safety Commission de EE.UU. evalúa las lesiones de los niños que resultan de usar o estar cerca de equipos de ejercicio. La entidad estima que, cada año, 8.700 niños menores de 5 años y 16.500 entre las edades de 5 y 14 resultan heridos utilizando equipos de ejercicio. Los tipos de equipos involucrados son bicicletas fijas, escaladoras y cintas caminadoras. El veinte por ciento de las lesiones relacionadas con el equipamiento dio lugar a fracturas o amputaciones.

Riesgos

Los niños pueden no ser capaces de mantenerse estables con las altas velocidades de la cinta de correr, por lo que pueden tropezar y caer al usarla. Además, pueden insertar sus dedos entre las piezas móviles o alrededor de los bordes de la cinta, lo que conduce a lesiones graves tales como laceraciones, fracturas o amputaciones.

Cables de alimentación

Los elementos móviles de una cinta de correr implican un riesgo significativo para los niños, pero el cable de alimentación también es peligroso. Los niños pueden estrangularse mientras juegan con el cable, por lo que debes levantar el cable de manera tal que esto sea imposible. Por ejemplo, fija el cable con lazos para que los niños no puedan pasarlo alrededor de su cuello, o utiliza una toma de corriente que no sea accesible para ellos. Si es posible, desconecta la máquina de correr cuando no se use y guarda el cable para que los niños no puedan acceder a él.

Precauciones

Si tienes niños, debes comprar una cinta de correr plegable que se pueda almacenar cuando no se esté usando. Otra opción es elegir un modelo de cinta que tenga una llave de seguridad incorporada que se abrocha a tu ropa; si te caes, la llave se retira de la máquina y se apaga el motor. También puedes proteger a tus hijos teniendo la llave de seguridad contigo para que no puedan encender la máquina sin tu consentimiento. Como medida de seguridad adicional, mantén el aparato en una habitación cerrada donde los niños no puedan acceder.

Más galerías de fotos



Escrito por stan mack | Traducido por mar bradshaw