Cómo conseguir que los niños asuman su responsabilidad al pelear con sus hermanos

Si una familia pacífica parece un sueño lejano, anímate, no estás solo. La rivalidad entre hermanos puede ser un problema complicado para muchos padres. Entre los dimes y diretes, chismes y peleas, tus hijos podrían parecer enemigos en vez de hermanos amorosos. Puede ser difícil fomentar la responsabilidad personal cuando los hermanos pelean entre sí. Aborda la discordia de forma justa para ayudarles a aprender habilidades más eficaces de relacionarse mejor.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Intercede en una discusión o pelea para detenerla cuando se produzca. Diles que mantengan sus pensamientos y sentimientos por un momento, porque vas a ayudarles a expresar lo que sienten y a ser escuchados.

  2. Invita a tus hijos a sentarse contigo por unos minutos, sugiere Lesia Oesterreich, especialista en vida familiar por la Iowa State University. Lleva a cabo esta reunión improvisada mientras se sientan juntos en el piso o a la mesa, pero asegúrate de que no se toquen.

  3. Diles: "Les voy a dar a ambos un turno para decirle a la otra persona qué hizo para que ocurra la pelea. Se turnarán para hablar. La regla es, sin embargo, que sólo pueden hablar de lo que hizo uno mismo, no sobre lo que hizo el otro. Si divagan y no asumen su responsabilidad, les interrumpiré".

  4. Escucha y supervisa a tus hijos mientras se comunican. Evita que se imponga un argumento sobre el otro o que se agredan físicamente, para mantener el orden en la conversación. Interrumpe a cualquiera que se desvíe de los "Yo hice que" y de asumir la responsabilidad personal.

  5. Fomenta la solución después de que cada uno haya asumido la responsabilidad personal. Conduce a tus hijos a resolver el problema de forma justa y pacífica. Por ejemplo, si un niño tomó las pertenencias personales del otro, y éste tomó represalia apropiándose de otra cosa, haz que cada uno retorne su posesión al otro y promueve las disculpas.

Consejos y advertencias

  • Mantén a tus hijos sentándose juntos hasta que los dos asuman la responsabilidad y lleguen a una solución. Esto enseña habilidades de resolución de problemas.
  • Resiste la tentación de instar a un niño a aceptar la responsabilidad, especialmente si es un poco mayor y más responsable, advierten las licenciadas máster en trabajo social Kim Abraham y Marney Studaker-Cordner, del sitio web Empowering Parents. Fomenta una responsabilidad adecuada entre todos los niños.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por gloria soto