¿Puede un niño sufrir envenenamiento por beber leche que se quedó fuera del refrigerador todo el día?

Algo además de ti quiere comer tu comida y beber tu bebida: bacterias y virus. Cuando se trata de la leche, dejarla fuera del refrigerador durante todo el día puede contribuir a una intoxicación alimentaria si tu hijo la bebe. Comprender el almacenamiento y manipulación de la leche adecuados puede ayudar a mantener la intoxicación alimentaria lejos y a tu hijo sano.

Multiplicación bacterial

Las bacterias, como la salmonela, listeria y E. coli suelen vivir en los alimentos y pueden causar intoxicación alimentaria en personas de todas las edades. Algunas poblaciones son más vulnerables que otras, incluyendo a los ancianos, las embarazadas y los niños, debido a que sus sistemas inmunológicos no son tan potentes como el de un adulto típico. Ciertos factores ambientales también hace a la leche más propensa al desarrollo de bacterias y mantenerla a temperatura ambiente y a temperaturas cálidas fomenta la multiplicación bacteriana. Entre más se deje fuera la leche, más tiempo tiene la bacteria de multiplicarse y crecer, lo que puede conducir a la intoxicación alimentaria si tu hijo consume la leche.

Síntomas de la descomposición de la leche

La identificación de las bacterias en los alimentos puede ser difícil porque las bacterias no siempre producen un olor o decoloración que pueden alertarte sobre el hecho de que un alimento está contaminado. Sin embargo, la leche a menudo desarrolla un olor agrio cuando se ha dejado fuera por mucho tiempo. La leche también puede cuajarse o desarrollar pequeñas masas redondeadas, producidas por la presencia de bacterias o levaduras en la leche. Siempre pídele a tu hijo que te permita revisar un bocadillo o bebida antes de consumirlo para asegurarte de revisarlos para potenciales síntomas de deterioro del alimento.

Manejo de la leche

Dado que dejar la leche fuera todo el día, puede contribuir a una intoxicación alimentaria, es importante practicar el manejo adecuado de los alimentos. Esto incluye mantener la leche en el refrigerador cuando no está en uso. Mientras que la refrigeración no evitará el crecimiento de bacterias en su totalidad, ralentizará su crecimiento. Cuando la leche llega a su fecha de vencimiento, esto señala un momento en que la bacteria podría llegar a un punto demasiado alto. Como regla general, no querrás darle a tu hijo leche que ha sido dejada fuera por más de una hora, según el sitio web Baby Center dejarla fuera más de una hora podría causar la intoxicación alimentaria, aunque no tenga olor o esté cuajada.

Síntomas de envenenamiento por alimentos

Si tu hijo consume leche que se dejó fuera todo el día, es importante observar síntomas de intoxicación alimentaria. Esto incluye malestar estomacal, calambres de estómago, diarrea y fiebre, según el sitio webKids Health. En la mayoría de los casos, la intoxicación alimentaria se resolverá experimentando vómito o diarrea en un intento de librar el cuerpo de las bacterias. Sin embargo, debes buscar atención médica de inmediato si observas sangre en las heces o síntomas de deshidratación, como los ojos hundidos y la boca seca.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por verónica sánchez fang