Cómo hacer que un niño se ponga la pijama

Por lo general, los niños no suelen estar tan emocionados con la hora de dormir como papá y mamá. Las tácticas de entretenimiento, como rehusarse a ponerse la pijama, aumentan el estrés de la rutina para irse a dormir. Sobornarlo, gritarle u obligarlo a ponérsela son cosas que suelen hacer que se resista aún más y que extienda la rutina. Sin importar que él esté probando los límites o simplemente tratando de obtener algunos minutos más despierto, hay estrategias sencillas que puedes aplicar para dominar su resistencia a cambiarse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cronómetro
  • Cuadro de etiquetas adhesivas

Instrucciones

  1. Ve de compras con tu hijo para elegir unas pijamas nuevas. Al darle la libertad de escoger los estilos y diseños que quiere, es probable que esté más dispuesto a usarlas en la noche.

  2. Pregúntale si las pijamas son cómodas. Puede que se esté resistiendo a usarlas porque son demasiado pesadas, muy livianas o incómodas alrededor del cuello. Prueba con distintos estilos o compra pantalones de ejercicio y camisetas para la hora de dormir.

  3. Escoge las pijamas con tu hijo antes de la hora de dormir. Déjalas en su cama para que estén listas. Esto permite ahorrar tiempo eligiendo la que quiere usar para poder vestirlo más rápido.

  4. Incorpora el vestirse en la rutina nocturna. Mantén todas las noches el mismo orden de actividades, inclusive ponerse las pijamas. Si él tiene una idea de lo que le espera al momento de cambiarse, tal vez no se resista tanto al proceso.

  5. Haz que toda la familia se ponga sus pijamas al mismo tiempo. Si todos se cambian juntos para la hora de dormir, es probable que el pequeño se quiera involucrar para sentirse integrado.

  6. Convierte la hora de cambiarse en un juego. Dile, "apuesto a que no puedes ponerte las pijamas antes de que suene el cronómetro". O actúa como si no supieras ponértelas. Menciona algo como "estos pantalones van en la cabeza, ¿no? Y las piernas van en las mangas de la camiseta". Los pequeños se divierten corrigiendo a sus padres.

  7. Registra el éxito de tu hijo para ponerse sus pijamas en un cuadro de etiquetas adhesivas. Deja que coloque una en el cuadro todas las noches que se cambie sin discutir. Para algunos niños esto es suficiente recompensa. Pero otros necesitan recompensas adicionales para que el cuadro funcione bien, como algunos minutos extra para jugar afuera al día siguiente.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por laura guilleron