Cómo puede un niño perder 20 libras sin hacer dieta

Los niños pueden tener sobrepeso por comer en exceso, falta de ejercicio, malos hábitos de sueño o por una condición médica. Poner a un niño a hacer dieta puede ser demasiado restrictivo o puede comprometer su nutrición. En su lugar, concéntrate en hacer cambios pequeños y progresivos hacia un estilo de vida más saludable. Los niños pueden perder el exceso de peso a través de una dieta rica en nutrientes, siendo moderados, controlando las porciones y aumentando su actividad física.

Concéntrate en la variedad

Dales a los niños comidas nutritivas que hagan énfasis en las verduras con proteína magra, carbohidratos complejos y grasas saludables. Cocina una variedad de alimentos para exponerlos a diferentes sabores y descubrir qué les gusta. Algunas veces, cocinar alimentos con una técnica diferente ayuda a que los niños disfruten más su comida. Por ejemplo, las batatas y coles de Bruselas asadas son dulces y sabrosas en comparación a las verduras hervidas. Come zanahorias crocantes con humus o pedazos de manzana con queso como bocadillos. Los niños pueden disfrutar de postres como una tajada de pastel a unos cuantos dulces. Al comer comidas ricas en nutrientes, es más probable que los niños se sientan satisfechos con una tajada de pastel en vez de con dos y no se sentirán privados.

Mejores desayunos

Los niños pueden perder hasta 20 libras haciendo elecciones más saludables en los desayunos. Los alimentos típicos de desayuno como los cereales a menudo son ricos en azúcar, lo que hace que los niveles de azúcar en la sangre suban y bajen. Esto lleva a tener antojos, a comer en exceso y a subir de peso. La dietista Leslie Beck en Globe and Mail sugiere elegir cereales que no tengan más de ocho gramos de azúcar y por lo menos cinco gramos de fibra en cada porción. Además de cereales bajos en azúcar, busca comida de desayuno que contenga proteína y grasas saludables. La proteína te mantiene lleno, mientras que las grasa saludables son esenciales para un cerebro saludable y para que el cuerpo funcione adecuadamente. Los desayunos como huevos revueltos con aguacate y batidos hechos con leche, frutas y almendras son deliciosos y nutritivos.

Muévete y piérdelo

Los niños pueden perder peso sin restricciones ejercitándose más. Encuentra formas divertidas de hacer ejercicio uniéndote a clubes recreacionales de niños de fútbol, hockey y básquetbol. Los Centers For Disease Control and Prevention recomiendan que los niños hagan 60 minutos de actividad de intensidad moderada al día, incluyendo a tres días de ejercicio vigoroso. Sin embargo, los niños que necesitan perder peso pueden tener que hacer más. Comienza con 60 minutos de actividades como caminar rápidamente, jugar fútbol, nadar o montar bicicleta y añade gradualmente algunos minutos hasta llegar a hacer 70 a 80 minutos de ejercicio al día.

Verduras por favor

Los niños pueden perder peso comiendo verduras ricas en nutrientes que sean ricas en fibra, pero bajas en calorías. La fibra es un carbohidrato no digerible que ayuda a la digestión y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. Comer alimentos con fibra ayuda a evitar los antojos que hacen que consumas alimentos azucarados y grasosos en exceso. Los niños no se sentirán tentados a comer bocadillos o postres extra si ya están llenos. La mayoría de verduras también son bajas en calorías, bajas en azúcar y tienen poca o nada de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por ana maría guevara