¿Un niño pequeño puede comer muchas frutas?

Probablemente sientas alivio si tu hijo pequeño te pide fruta como un bocadillo en lugar de comida chatarra, pero si todo lo que come son frutas, tu hijo puede no estar consiguiendo todos los nutrientes vitales para su crecimiento y desarrollo. Las frutas contienen vitaminas esenciales y minerales que mantienen al niño saludable. The U.S. Department of Agriculture recomienda que los niños de 2 a 3 años coman una taza de frutas al día. Si tu pequeño está excediendo regularmente esta cantidad, considera ofrecerle otras alternativas saludables.

Exceso de fibra

Muchas frutas contienen fibra. La fibra es un nutriente importante con muchos beneficios para la salud, como el disminuir el riesgo de estreñimiento y estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Si tu hijo empieza a comer de repente muchas frutas ricas en fibra a la vez, puede experimentar calambres, diarrea y gases. The University of California, Los Ángeles, reporta que comer cantidades extremas de fibra limita la absorción de otros nutrientes importantes, causando que el niño se pierda de vitaminas y minerales esenciales.

Comer una dieta balanceada

Tu hijo pequeño tiene que comer entre 1.000 y 1.400 calorías al día. De esas calorías, necesita los tres macronutrientes (grasa, proteínas y carbohidratos) para crecer y desarrollarse apropiadamente. Cuando tu hijo se llena de muchas frutas, probablemente consiga la mayoría de su energía de los carbohidratos y deja poco espacio para las proteínas y grasas, ambas de las cuales son esenciales para su crecimiento y desarrollo. Tu hijo se beneficiará del potasio, vitamina C y del ácido fólico comunes en muchas frutas, pero comer demasiadas lo privará de nutrientes importantes.

Jugo de fruta

La mayoría de los niños pequeños disfrutan el jugo de fruta, pero demasiado puede causar problemas adversos en la salud. Las calorías extra y azúcar en el jugo ponen a tu hijo en riesgo de obesidad, nutrición pobre y caries dental. La American Academy of Pediatrics recomienda que los niños de 1 a 6 años no coman más de 4 a 6 onzas de frutas al día. Las frutas enteras son una mejor elección debido a la fibra y nutrientes adicionales que contienen.

Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es una condición en la cual la comida vuelve desde el estómago hasta el esófago, causando vómito, náuseas, acidez, hipo y tos. Algunas frutas contienen ácido, el cual puede agravar a tu hijo si sufre de esta condición. MedlinePlus recomienda evitar frutas muy ácidas, como las frutas cítricas, la piña y los tomates.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por ana maría guevara