Cómo hacer que un niño se interese en la escuela

La mayoría de los padres creen que la educación debe ser una prioridad para sus hijos. Algunos niños, sin embargo, consideran que la escuela es aburrida y que es como un trabajo pesado. Los niños apáticos tienen problemas en la escuela y esto es muy estresante para los padres. La clave para que tu hijo obtenga una buena educación es hacer que se interese en aprender. Cuando se atrae la imaginación de un niño, puede alcanzar grandes logros académicos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Comunícate con tu hijo. Pregúntale por detalles sobre la escuela y ayúdalo a encontrar lo que no le interesa. Quizá te tome varias conversaciones y requiera que escuches con atención para descubrir si tiene problemas que le impiden encajar en su ambiente académico.

  2. Pide una reunión con el profesor de tu hijo. Averigua qué piensa del desempeño académico de tu hijo y qué piensa de su desarrollo. Pídele que te diga los problemas que crea que existen y pídele ideas para hacer que tu hijo se interese más en la escuela.

  3. Visita el salón de clases de tu hijo con frecuencia. Ofrécete como voluntario para saber cómo es un día escolar de tu hijo. Tu presencia despertará el interés de tu hijo; si notas que el ambiente es lúgubre, habla con el director sobre tus preocupaciones. Quizá sea necesario que cambies a tu hijo de grupo si en el que está no se adapta.

  4. Habla positivamente de la escuela con tu hijo. No te sumes a su negatividad, mejor incúlcale esperanza sobre su ambiente escolar. Hazle saber que debe ir a la escuela y hacer su tarea, incluso si no le interesa en ese momento. Motívalo explicándole que todo cambia y que pensará diferente de la escuela en el futuro.

  5. Felicítalo por su esfuerzo académico. Siempre muéstrate orgulloso de él cuando obtenga una buena calificación o se esfuerce más. Sé constante y dile que apoyas y celebras su persistencia en el ambiente escolar.

  6. Muéstrale a tu hijo que te interesa su tarea. Revisa su tarea antes de que la haga y ofrécele ayuda si se estanca, pero no la hagas por él. Verifica su tarea cuando la haya terminado y habla con él de modo positivo. Tu interés lo contagiará.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mooney | Traducido por diana i. almeida