¿Cuándo puede un niño comer palomitas de maíz?

Algunas opciones de comidas puede presentar un problema de seguridad para los niños pequeños y es mejor esperar para ofecérselas. Si estás contemplando si puedes compartir con tu hijo un recipiente de palomitas de maíz calientes con manteca, considera algunos factores importantes primero.

Edad

Aunque la idea de acurrucarte con tu pequeño mientras miran una película y comen palomitas de maíz suena como un buen programa para una tarde, es mejor que sólo te acurruques y mires la película con él. De acuerdo a la American Academy of Pediatrics,, las comidas pequeñas, como las palomitas, no se les deben ofrecer a los niños hasta que tengan por lo menos 5 años.

Habilidades para comer

Además de hacer un lío pegajoso o de migas que se extiende por unos 30 pies (90 cm) a la redonda cuando come, tu niño tampoco tiene las habilidades para comer sofisticadamante ciertas comidas, como las palomitas. La AAP señala que los niños pequeños todavía no han perfeccionado sus movimientos de masticación y molido, así que generalmente tratan de tragar la comida entera.

Peligros de ahogo

Las partículas de comida enteras o grandes, como las palomitas,se pueden trabar en la tráquea de un niño pequeño. De acuerdo al New York State Department of Health, la tráquea de un niño tiene el diámetro aproximado de un sorbete. Con ese diámetro es fácil que la comida quede atrapada, evitando que el pequeño tome el oxígeno adecuado que necesita.

Consejos

Sé riguroso en la casa y la seguridad de las comidas. Haz que tu hijo se siente mientras come, sin importar qué es lo que esté comiendo. Correr, saltar y jugar mientras come aumentan un potencial atragantamiento dramáticamente. No los apures o lo dejes solos cuando están comiendo. Muéstrales como masticar y tragar antes de hablar. Puedes ofrecerle comidas sanas alternativas en lugar de palomitas de maíz, como frutas blandas cortadas en piezas o yogur en un tubo. Aprender la maniobra de Heimlich y tomar un curso de Primeros Auxilios y resucitación te ayudará a estar preparada para los casos inesperados.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por adriana de marco