Cómo hacer que un niño de un año duerma en su propia cama

Muchos padres duermen con sus bebés. Casi la mitad de los bebés en un estudio llevado a cabo por el National Institute of Child Health and Human Development compartieron la camas con sus padres por lo menos dos veces a la semana. Esto simplifica las alimentaciones nocturnas y te permite formar un vínculo con tu hijo. Si tu bebé duerme contigo, pero estás preocupado por los peligros como la sofocación o si simplemente deseas un poco más de espacio, puedes enseñarle a tu hijo a dormir solo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Alzar a tu bebé durante el día puede promover una buena noche de sueño.

    Promueve las actividades y vínculos diarios. William Sears, M.D., autor de más de 30 libros relacionados al cuidado de niños, señala que un niño que es alzado frecuentemente y que se involucra activamente con sus padres o cuidadores durante el día duerme mejor por la noche. Pasa tanto tiempo con tu hijo como puedas. Aunque los niños de un año son muy activos, encuentra oportunidades de acurrucarte y abrazarlo a lo largo del día.

  2. Los horarios de comidas ayudan a que tu bebé duerma profundamente.

    Establece un horario consistente de siestas y comidas. Una rutina no sólo ayudará a que tu hijo se sienta seguro, también hará que duerma profundamente. Cuando tu bebé está demasiado cansado o durmió demasiado, puede que no quiera irse a la cama. Además, un niño que tuvo una cena tardía o que está hambriento no dormirá bien.

  3. Involucra a tu bebé en actividades silenciosas antes de la hora de dormir.

    Relájalo temprano. Un niño de un año luchará con irse a la cama inmediatamente después de un día de juego. Dale tiempo para relajarse y calmarse. Alrededor de una hora antes de dormir, incorpora actividades nocturnas que sean silenciosas y calmadas. Leer libros o mecerse en una silla son buenas opciones.

  4. Un baño caliente y "tiempo de mamá" lo harán feliz.

    Crea una rutina agradable y relajante para ir a la cama. A tu niño le encanta tener toda tu atención. Cuando su rutina nocturna consiste en un baño caliente de burbujas, vestirlo con un pijama cómodo y acurrucarse contigo mientras le cantas sus canciones de cuna favoritas, comenzará a esperar ansioso el momento de dormir en su propia cama.

  5. Un chupón puede ayudar a que tu hijo se sienta seguro.

    Ayuda a tu hijo a aprender a calmarse solo y a sentirse seguro en su propia cama. Al comienzo, intenta poner a tu hijo en su cama mientras está despierto, pero adormilado. La experta en crianza Dr. Laura Markham sugiere caminar silenciosamente alrededor del cuarto, organizando los juguetes o la ropa para promover una sensación de seguridad. Puede que también quieras poner música suave o una máquina de ruido blanco. Algunos niños se calman solos usando un chupón, su juguete favorito o una cobija suave. Sobre todo, sé paciente con tu hijo y contigo misma. Toma tiempo, pero puedes enseñarle a tu hijo a dormir solo.

Más galerías de fotos



Escrito por tricia goss | Traducido por ana maría guevara