¿Cómo puede un niño de 14 años perder peso?

Ya no es inusual ver niños de 14 años con sobrepeso y otros adolescentes que necesitan perder peso. La obesidad afecta a más del 18 por ciento de las edades de 12 a 19 años (un incremento triple en los últimos 30 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Sin embargo, es posible que un niño de 14 años pierda peso de manera segura e incluso de una manera fácil a través de una combinación de dieta y ejercicio.

Fundamentos de una dieta

Antes de comenzar una dieta, necesitas asegurarte que el niño de 14 años en cuestión realmente tiene sobrepeso. La calculadora de masa corporal CDC diseñada para el uso con niños y adolescentes puede ayudar a determinar esto, basado en el peso del niño. Esta gráfica compara el peso y altura del niño en comparación con otros de una edad similar. Los niños y jóvenes son considerados con sobrepeso u obesos cuando son más pesados que el 85 por ciento de aquellos con una altura y edad similar. Habla con el médico del adolescente para confirmar.

Estrategias dietéticas

Al igual que para muchos individuos, una combinación de dieta y ejercicio funciona mejor para que un niño adolescente pierda peso. Lamentablemente, las dietas de "choque" o muy restrictivas u otros pasos extremos usualmente conducen a recuperar el peso fácilmente. En lugar de tomar este enfoque extremo, trata de eliminar la comida chatarra y comer más frutas y verduras, así como carnes magras. También evita las gaseosas y las bebidas deportivas que contengan calorías; en lugar de esto, toma agua.

Participación familiar

Para que un niño de 14 años pierda peso posiblemente toda la familia necesitará participar. Los adolescentes probablemente necesitarán el apoyo de sus padres y ayuda para almacenar alimentos más saludables en la casa y para preparar comidas bajas en grasa. Además, los niños y adolescentes tienen éxito más rápidamente en su esfuerzo para bajar de peso si la familia los apoya y los ayuda.

Actividad

Los niños tienen sobrepeso por dos razones: comen demasiado (usualmente comida chatarra) y realizan poco ejercicio. Un niño de 14 años obeso puede descubrir que no necesita cortar calorías severamente, sino que sólo necesita apagar la consola de videojuego e ir afuera a realizar algo de actividad física. Los deportes organizados también pueden ayudar a los adolescentes a volverse activos y perder peso. Si el niño de 14 años en cuestión es realmente adicto a los videojuegos, prueba con videojuegos que estimulen la actividad, como los de baile.

Más galerías de fotos



Escrito por j.m. andrews | Traducido por karly silva