Nieve compacta versus nieve polvo en snowboard

La mayoría de la gente piensa que una vez que aprenden a hacer snowboard, pueden tomar las habilidades que aprendieron en la colina de principiantes y aplicarlas a todo tipo de terreno. La verdad es que el snowboard sobre la nieve compacta en la colina y en la mayoría de los senderos en la montaña es muy diferente a andar a través de un par de pies o más de nieve polvo. Aprender a montar en ambas condiciones, y cómo configurar tu tabla de snowboard para cada uno, puede ayudarte a mejorar tus habilidades en ambos tipos de terreno.

Configuración para nieve compacta

Existen dos ubicaciones diferentes recomendadas para montar en nieve compacta. Montando las fijaciones de los agujeros centrales en los insertos te darán un montón de control en velocidad y te permitirá girar fácilmente. Si quieres ir a los saltos y andar por las colinas escarpadas, con las fijaciones a una pulgada más cerca de la cola te ayudará a realizar un ollie más alto y hacer giros más agresivos. Ambos montajes son perfectos para sumergirte en la nieve compactada de curvas cerradas.

Andando sobre nieve compactada

Al andar sobre nieve compacta, vas a utilizar las mismas habilidades que aprendiste en la colina de principiante, pero de manera más agresiva. Mantén tu cuerpo centrado sobre la tabla con los hombros, las caderas y las rodillas en línea. Alterna la presión entre los talones y los dedos de los pies para mover la tabla de un lado a otro por la colina. Aplica más presión para ir más profundo en la nieve y hacer giros más definidos. En nieve compacta, se puede tallar o hacer giros básicos, o hacer una combinación de cada uno durante la carrera.

Preparar la tabla para montar sobre nieve polvo

A menos que tengas una tabla compuesta para montar en polvo, tendrás que hacer algunos ajustes en tus enlaces para que viajes a través de la nieve polvo y gires con mayor facilidad. Mueve la postura de tu posición del centro de la tabla hacia la cola de dos a tres pulgadas. Ajusta tu posición a pocas pulgadas de vuelta para poner tu peso un poco más hacia el fondo de la tabla, manteniendo la nariz más alta en el aire.

Montar a través de nieve polvo

Cuando se monta en polvo profundo, querrás inclinarte un poco hacia atrás y realizar giros patinando sobre la superficie de la nieve. Inclinándote hacia adelante se hundirá la nariz de tu tabla en el polvo, y hará que te caigas. Resiste al ejercer presión sobre los talones de los pies. Querrás deslizarte por el polvo en lugar de tallar en él como lo harías con la nieve compactada. Disminuir demasiado la velocidad en el polvo puede hacer que te hundas y te quedes atascado.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por franco castro