Neuropatía diabética y problemas de movilidad

La neuropatía diabética, una condición que eventualmente desarrolla alrededor de la mitad de los pacientes diabéticos, es el daño en los nervios causado por los altos niveles de azúcar en la sangre y la disminución de flujo sanguíneo en el cuerpo. Cuando los nervios de tus brazos y piernas se dañan, puedes experimentar síntomas tales como hormigueos, adormecimientos, dolor, calambres o pérdida del equilibrio. Estas sensaciones pueden interferir con las actividades de rutina, como vestirse o la movilidad básica.

Limitaciones de la movilidad

Las neuropatías pueden restringir significativamente tu habilidad de doblar las articulaciones de tus pies, y pueden causar debilidad en los músculos de piernas y pies. Investigaciones publicadas en 2012 en "Food", notaron que, comparados con un grupo de individuos saludables, los participantes con neuropatía diabética tenían pasos más pequeños y lentos al caminar en una cinta. Si requieres de un bastón o andador, el dolor o los adormecimientos causados por la neuropatía también pueden causar complicaciones para tomar el dispositivo de movilidad.

Precauciones

Además de mantener tus niveles de azúcar en sangre en un rango saludable, debes examinar tus pies diariamente en busca de cortes o inflamaciones que puedan afectar tu marcha, ya que las personas con neuropatía diabética a menudo no sienten tales lesiones. Tu médico normalmente realizará un examen de tus pies en cada visita. Usa calzado cómodo que ofrezca soporte, en la talla adecuada para reducir el riesgo de lesiones. Un artículo publicado en 2006 en "Diabetologia" recomienda que las personas con neuropatía diabética escojan ejercicios que no impliquen cargar el peso sobre los pies.

Tratamiento

Tu médico puede prescribir una medicación llamada Lyrica (pregabalina) para ayudar a minimizar el malestar en tus brazos, piernas y pies. Ciertos tipos de antidepresivos, como Elavil (amitriptylina) y drogar anticonvulsivas como Nurotonina (gabapentina), como así también medicamentos opiáceos para el dolor también ayudan. Una reducción del dolor se puede traducir en una mayor movilidad. La terapia física que se enfoca en el movimiento de las articulaciones y las formas de caminar también puede ser útil para reducir el dolor y mantener la movilidad.

Complicaciones

Un resultado de la reducción de sensibilidad en la neuropatía diabética es que muchas personas diabéticas no notan cuando desarrollan úlceras en el pie. Si las úlceras no se tratan pronto y la infección llega al hueso, puede ser necesaria la amputación del pie o pierna afectado. A medida que las complicaciones en los pies se vuelven más graves, tu habilidad y tolerancia para caminar pueden reducirse.

Más galerías de fotos



Escrito por lauren liberati | Traducido por mike tazenda