Neumonía y asma en un infante

Las sibilancias en un niño con asma pueden no ser tan evidentes como en el adulto. La mayoría de los niños con asma, sin embargo, toserán en forma evidente.

— El Ohio State University Wexner Medical Center

No siempre es fácil distinguir el asma de la neumonía, la bronquitis u otras enfermedades respiratorias que pueden afectar a un niño pequeño. Como comparten muchos de los mismos síntomas y pueden confundirse fácilmente es importante ver a un médico, quien puede ayudar a diagnosticar la causa real de los síntomas de tu hijo. Hay otra conexión entre la neumonía y el asma: los frecuentes ataques de neumonía y otras infecciones dirigidas a los pulmones pueden ser una indicación de que un niño tiene asma sin diagnosticar.

Asma

El Ohio State University Wexner Medical Center informa que las sibilancias en un niño con asma pueden no ser tan evidentes como en un adulto. La mayoría de los niños con asma, sin embargo, toserán en forma evidente. La tos por la noche o después de un esfuerzo como el juego o el llanto es una señal de que debes hacer que un pediatra lo examine.

La Asthma and Allergy Foundation of America enumera estos síntomas de asma en un infante:

• Respiración ruidosa o respiración rápida y un 50% por encima de la tasa normal. La frecuencia respiratoria normal de los recién nacidos es de 30 a 60 respiraciones por minuto, de 20 a 40 respiraciones/minuto en el primer año y de 20 a 30 respiraciones/minuto en el segundo año.

• Jadeo o sibilancias mientras realiza actividades normales

• Fatiga, falta de interés o letargo

• Dificultad para comer o succionar

• Sonidos de llanto más suaves o diferentes

El Wexner Medical Center añade:

• Irritabilidad sin motivo aparente, tal vez debido a la tirantez en el pecho

• Tos frecuente

• Infecciones respiratorias frecuentes, como la neumonía o bronquitis

• Respiración acelerada, con una tos como de sonajero, en un infante

• Falta de aliento y/u opresión en el pecho

• Ansiedad severa como resultado de problemas para respirar

Neumonía

A diferencia del asma, la neumonía es una infección causada por un virus o una bacteria. Los sacos o bolsas de aire en los pulmones se inflaman. El líquido se acumula en las vías respiratorias y la respiración se hace dificultosa.

Los síntomas comunes de la neumonía son:

• Tos

• Fiebre

• Respiración rápida

• Falta de apetito

• Reducción de la actividad

• Un sonido ronco cuando el niño exhala

• Dificultad para respirar que causa que un niño tense los músculos y la piel en las regiones del cuello y el pecho con cada inhalación

Los síntomas respiratorios que requieren atención médica de emergencia

Estos son algunos de los síntomas que la Asthma and Allergy Foundation of America dice que requieren atención médica de emergencia:

• Frecuencia respiratoria de 50% o más por encima de lo normal

• Renunciar por completo a comer debido a la dificultad para succionar o comer

• Uñas, labios o cara azules o anormalmente pálidos

• Las fosas nasales se mueven rápidamente

• Respiración rápida que provoca que las costillas o el estómago se muevan hacia arriba y hacia abajo o hacia adentro y hacia afuera rápida y profundamente

• El pecho permanece inflado o expandido tras exhalar

• La falta de respuesta a o la incapacidad para reconocer a los padres

Acerca del autor

Boyan Hadjiev, MD, ha sido un médico en ejercicio durante cinco años. Es double board certified en Internal Medicine, (2003), y en Allergy e Immunology (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó en la University of Michigan con un BA en biología y un MD de la Cleveland Clinic-Case Western Reserve School of Medicine.

Foto: Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por sofía bottinelli