El té negro descafeinado y el embarazo

Hay una serie de alimentos y bebidas que puedes estar acostumbrado a beber, que no son una buena idea durante el embarazo, ya que contienen productos químicos que pueden dañar al feto en desarrollo. Mientras que el té negro normal es mejor evitarlo, se puede beber con seguridad el té negro descafeinado durante el embarazo.

Cafeína

La cafeína es un compuesto estimulante que activa la rama "comprensiva" del sistema nervioso, también llamada la porción de "lucha o huida" del sistema. Esta rama del sistema nervioso te ayuda a hacer frente a situaciones de estrés, respondiendo adecuadamente. Como resultado, la cafeína hace que te sientas más alerta y despierto, mientras que también aumenta la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria y el flujo sanguíneo a las extremidades. Se encuentra en muchas bebidas, como el café y el té negro y verde.

Té negro y el embarazo

Durante el embarazo, es mejor evitar algunos tés debido a los ingredientes específicos. Por ejemplo, la cafeína puede atravesar la placenta e incrementar el riesgo de aborto involuntario si se consume en grandes cantidades, explican los Doctores Michael Roizen y Mehmet Oz en su libro "You: Having A Baby" señalan que el té negro, sin embargo, es seguro una vez que la cafeína se haya eliminado. Puedes beber té negro descafeinado sin preocuparte de que provoque daños a tu bebé.

Suplementos del té

Mientras que el té negro a base de hojas de té es seguro durante el embarazo (siempre que sea descafeinado) hay muchas sustancias vegetales que se venden como té o se agregan al té negro que no son necesariamente una buena idea. Las hierbas de calidad alimenticia, como el jengibre y la pimienta, son generalmente seguras. Las hierbas no alimenticias, sin embargo, no se han probado para la seguridad durante el embarazo, explican los Doctores. Roizen y Oz. Si el té negro descafeinado tiene hierbas no alimenticias, habla con tu obstetra antes de beberlo.

Otras consideraciones

Si quieres endulzar el té negro descafeinado para darle un sabor más suave, ten en cuenta que algunos edulcorantes no son apropiados para usar durante el embarazo. Mientras que son populares debido a que no contienen calorías, los edulcorantes artificiales como el aspartame y la sucralosa no se han probado como seguros en las mujeres embarazadas, explica Heidi Murkoff y Sharon Mazel en su libro "What To Expect When You're Expecting". Es más seguro endulzar el té con azúcar o miel.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por gabriela nungaray