¿Necesito calentar la fórmula para bebés?

La fórmula para bebés no necesita ser calentada, de acuerdo con expertos de la Universidad Estatal de Dakota del Norte. Sin embargo, tu bebé podría preferir el sabor y la temperatura de la fórmula caliente. Los recién nacidos pueden rechazar la leche fría o mostrar signos de malestar estomacal después dársela. A la temperatura adecuada, la fórmula caliente consuela a tu bebé, ya que la siente como la leche materna. Siempre que sea posible, calienta la fórmula antes de dársela a tu bebé.

Fórmula para bebés

La fórmula para bebés viene en forma de polvo o líquido concentrado. En ambos casos, contiene una mezcla de proteínas, minerales y vitaminas diseñadas para ofrecer nutrición similar a la ofrecida por la leche materna humana. No mezcles la fórmula con leche de vaca, ya que contiene una mezcla de proteínas diferente a la de la leche materna. La fórmula se mezcla con agua fresca del grifo o de botella. Esto hace que la fórmula para bebés quede muy fría al mezclarla, a menos que se caliente.

Temperatura del cuerpo

La temperatura del cuerpo de una mujer por lo general se encuentra alrededor de los 98 grados F. La leche obtenida directamente de las mamas tiene una temperatura similar. La temperatura del agua del grifo varía en función de la ubicación y la época del año. Pero, si preparas la fórmula con agua fría de la llave, podría estar más de 40 F más fría que la leche materna. Los bebés son más felices si los alimentas con líquidos calientes. Un bebé que ingiere fórmula fría tiene que utilizar valiosa energía para calentar el líquido dentro de su cuerpo hasta que alcance su propia temperatura corporal.

Calentamiento

La fórmula de bebé no debe ser calentada en un recipiente abierto o prepararse con agua tibia. El Centro Médico de la Universidad Estatal de Ohio sugiere que la opción más segura es calentar la fórmula en el biberón del bebé. Coloca la botella en una olla de agua caliente o ponla directamente bajo un grifo de agua caliente tan pronto como la hayas preparado. Hacer hervir la fórmula dentro de la mamadera cambia el contenido nutricional y hace que el líquido esté demasiado caliente para el bebé. La leche cerca del punto de ebullición puede quemar los labios y la lengua.

Almacenamiento

La fórmula en polvo se mantiene con seguridad en una botella sellada en el refrigerador durante 24 horas, según el Departamento de Salud de Minnesota. Sin embargo, si calientas la botella, le das un poco a tu bebé y dejas el biberón fuera del refrigerador durante dos horas o más, desecha la fórmula. Estas situaciones pueden hacer que las bacterias crezcan en la fórmula o en la botella. Aunque no siempre es posible, la mejor opción para tu bebé es fórmula recién mezclada y calentada. Pero si no puedes calentarla correctamente, no te preocupes, no es esencial calentar la fórmula para bebés.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por martin santiago