¿Necesitas usar un sostén en la noche después de la reconstrucción?

La cirugía de reconstrucción de mama sigue típicamente a la mastectomía o la extracción de una mama y la reconstruye. La cirugía reconstructiva se puede realizar al mismo tiempo que la mastectomía o poco después. La recuperación y las recomendaciones de cuidados posteriores a una reconstrucción varían dependiendo del tipo de cirugía que elijas. Siempre debes seguir las recomendaciones de tu cirujano; sin embargo, estas directrices pueden ayudarte a entender cuándo usar un sostén, sobre todo después de las primeras etapas de recuperación.

Inmediatamente después de la cirugía

Cuando llegas a casa del hospital después de una cirugía reconstructiva, tu cirujano te dará instrucciones específicas para hacerte saber si necesitas usar un sujetador en la noche. En muchos casos, te enviarán a casa con un sujetador de compresión quirúrgica que sostiene no sólo los pechos reconstruidos, sino que también deja espacio para los drenajes quirúrgicos. Los sostenes de compresión deben ser usados ​​en todo momento, excepto durante la ducha. Algunos cirujanos prefieren que uses un paño suave, un sostén deportivo sin aros después de la reconstrucción y pueden pedirte que uses el sujetador de día y de noche durante los tres primeros meses. Aunque es menos común, algunos cirujanos pueden animarte no usar sujetador durante tu recuperación para crear un aspecto más natural a la mama reconstruida.

Después de que te has curado

Una vez que las incisiones han cicatrizado, por lo general después de tres meses, la decisión de usar un sostén durante la noche será tuya. Si todavía estás experimentando dolor post-quirúrgico o estás en tratamiento de radiación, un sujetador suave puede reducir el movimiento y el malestar en la noche. También puede ser más cómodo usar un sujetador durante la noche si tienes mucho busto o si has optado por tener un tamaño más grande del que tenías antes de la cirugía.

Elegir un sujetador post-quirúrgico

Si tu médico te recomienda un sujetador deportivo o un sujetador sin aros para usar de día y de noche después de la cirugía, elige un estilo de sujetador con un cierre de gancho y ojo, en lugar de un estilo resistente. Prueba varios sujetadores antes de la cirugía, pero compra uno de un tamaño de taza más amplio, por lo que si eres un 34C, compra un 36C para usar de día y de noche. El sujetador debe quedar lo suficientemente bien como para sostener tus mamas, pero debe tener espacio para la inflamación post-quirúrgica. Opta por los tejidos blandos y evita los sujetadores con encaje u otros detalles que te pueden molestar.

Sujetadores para dormir

Si prefieres usar un sostén durante la noche después de la recuperación quirúrgica y la curación, elige un sujetador suave para dormir, en lugar de uno deportivo tradicional o uno de copa suave armado. Los sujetadores para dormir proporcionan sostén, sin unirse o causar molestias. Elige un sujetador superior de estilo plataforma o uno para dormir cruzado para brindar sostén durante la noche. Puedes encontrar incluso ropa de dormir con una función de sostén para la noche para una mayor comodidad y sostén luego de una reconstrucción mamaria quirúrgica.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por maría j. caballero