Qué necesitan saber los adolescentes sobre la búsqueda de trabajo

Un trabajo para un adolescente significa dinero extra para gastar o poner en una cuenta de ahorros, pero tu hijo podría quedarse corto si no tiene un conocimiento sobre el proceso. Los adolescentes se enfrentan a restricciones adicionales para el trabajo que afectan la cantidad de horas y el tipo de trabajo que pueda tener. Los adolescentes también deben impresionar a un empleador potencial sin años de experiencia laboral. Con el conocimiento del proceso de búsqueda de empleo, puedes ayudar a tu hijo adolescente a llegar a una posición que construya su cuenta bancaria y currículum.

Restricciones laborales

Las leyes federales dictan la edad mínima para trabajar y las horas que los adolescentes más jóvenes deben trabajar. Antes de que un adolescente solicite un trabajo, debe entender estas restricciones y cómo podrían afectar el tipo de trabajo que pueda aceptar. En general, 14 es la edad mínima para trabajar en un entorno no-agrícola, de acuerdo con la Ley de Normas Razonables de Trabajo. FLSA restringe horas para los adolescentes que tienen 14 o 15 a tres horas en un día escolar y ocho horas en un día no escolar. El total de horas semanales se limita a 18 horas durante una semana escolar o 40 horas durante una semana no escolar. El trabajo debe ser de 07 a.m. a 7 p.m. Durante el verano, puede trabajar hasta las 9 p.m. Los adolescentes que tienen 16 años o más no se enfrentan a las restricciones federales sobre las horas de trabajo. Algunos estados establecen sus propias leyes sobre el trabajo en adolescentes, así que verifica las restricciones de tu estado.

Requisitos de solicitud

Una vez que sabes cuándo y cómo su hijo puede trabajar, el proceso de aplicación puede iniciar. Cada empresa establece sus propios requisitos de solicitud y contratación, por lo que debes animar a tu hijo a investigar con anticipación. Para un trabajo a tiempo parcial, sólo se requiere una solicitud. Algunos empleadores pueden solicitar un curriculum o carta de presentación, por lo que no está de más incluir uno. Incluso si no es necesario un curriculum para aplicar a un restaurante de comida rápida o sala de cine, tu hijo tendrá una ventaja inicial cuando la necesite. Sigue el proceso de aplicación tal y como lo exige el empleador para aumentar las posibilidades de conseguir el trabajo.

Etiqueta para la entrevista

Cualquier candidato que se dirige a una entrevista de trabajo debe usar ropa limpia que parezca profesional. Los jeans rasgados favoritos de tu hijo y la camiseta no funcionarán para esta ocasión. Llegar temprano muestra que es una persona de confianza que puede llegar temprano al trabajo todos los días. Ayuda a tu hijo a crear un programa para llegar a la entrevista con tiempo de sobra. Las habilidades sólidas de comunicación también muestran al entrevistador que hará un trabajo de calidad. La confianza para hablar, un discurso claro y el contacto visual demuestra que un candidato potencial sabe cómo comunicarse. La entrevista es la oportunidad de tu hijo adolescente para convencer al empleador de que debería contratarlo para el puesto.

Materiales de empleo

Antes de que un adolescente pueda comenzar a trabajar, deberá llenar papeles para que sea legal. Necesita su número de Seguro Social para el papeleo. Si tu hijo adolescente no lo sabe de memoria, ahora es un buen momento para hacerlo. También necesitará una copia de su tarjeta de seguro social y una identificación oficial del gobierno, como una licencia de conducir. Algunos empleadores piden referencias que puedan verificar las habilidades y ética de trabajo del candidato. Ayuda a que tu hijo reúna los nombres y números de las posibles referencias con anticipación para que pueda entregarlas a la empresa.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por dayana trillo