¿Porqué necesitamos filtros de agua?

El agua puede contener suciedad, minerales, productos químicos y otras impurezas que la hacen tener un mal olor o sabor. Las sustancias no deseadas presentes en el agua potable pueden ser peligrosas para la salud. También puede albergar organismos microscópicos y bacterias que pueden causar enfermedades graves. Los filtros de agua hacen que sea potable y que sepa bien.

Sedimentos

Los filtros mecánicos se utilizan para eliminar las hojas y otros restos de agua. También eliminan las partículas de suciedad, limo y arcilla en el agua. Los filtros mecánicos pueden estar hechos de pantallas de metal, tela, cerámica o papel. Los sedimentos en el agua son desagradables, pero no suelen ser un riesgo para la salud. La mayoría de los filtros de agua caseros usan filtros de papel reemplazables que retienen sedimentos finos.

Hierro y otros minerales

El hierro y otros minerales, como el calcio y el manganeso, no son peligrosos para la salud humana, pero pueden hacer que el agua potable sepa desagradable. El hierro o el manganeso pueden manchar tus prendas si las lavas con agua que contenga alguno de estos elementos, e incluso pueden decolorar la porcelana y otros platos que sean lavados en agua rica en minerales. Estos minerales pueden acumularse en las tuberías de agua, gradualmente obstruyéndolas. A su vez, esto reduce la presión del agua y da lugar a problemas de plomería.

Bacteria y parásitos

Es esencial filtrar el agua para mantener a las bacterias y parásitos dañinos fuera del suministro de agua potable. La giardiasis es una enfermedad que causa diarrea grave, lo que a su vez causa pérdida de peso y deshidratación. Una persona con giardiasis puede estar enferma hasta por seis semanas. El parásito microscópico que causa la enfermedad es Giardia intenstinalis, un organismo que puede sobrevivir en el ambiente por muchos meses. Puede ser ingerido en agua contaminada con heces animales o humanas. Otro parásito que puede causar síntomas similares es el cryptosporidium, el cual es resistente al cloro y debe ser filtrado con filtros mecánicos.

Cloro

La mayoría de las empresas municipales de servicios de agua utilizan cloro para tratar el agua potable porque es barato, fácil de usar y eficaz para matar muchas de las bacterias que se encuentran en el agua. También puede eliminar algunos virus. Aunque es un buen desinfectante, el cloro puede hacer que el agua tenga un sabor y olor desagradable, además de que puede reaccionar con algunos metales para formar compuestos peligrosos. Un filtro de carbón activo elimina el olor y sabor a cloro del agua.

Plomo

El plomo es tóxico cuando se ingiere, y es necesario eliminarlo del agua potable. El plomo comúnmente se mete en el agua potable cuando esta última pasa por tuberías de plomería antiguas o por la soldadura utilizada para unirlas. El plomo puede ser removido del agua a través de filtros de ósmosis inversa, de destilación y con filtros de carbón diseñados específicamente para eliminar este metal. Las agencias de salud recomiendan que las personas que consuman agua de pozo realicen pruebas de plomo y otros contaminantes al menos una vez al año.

Plaguicidas y productos químicos

Los residuos de plaguicidas en el agua potable puede estar en aumento debido a que los pesticidas orgánicos ampliamente utilizados en la actualidad son solubles en agua y pueden filtrarse fácilmente por el suelo. Antes de la década de 1940, la mayoría de los pesticidas comunes contenían metales pesados ​​que no se disuelven fácilmente en agua. Los filtros de carbón activado puede eliminar pesticidas y compuestos orgánicos volátiles en el agua potable.

Más galerías de fotos



Escrito por karen s. garvin | Traducido por gerardo núñez noriega