Por qué necesitamos un estilo de vida saludable y activo

No es un secreto que un estilo de vida activo y una alimentación adecuada pueden ayudarte a llevar una vida más larga, saludable y satisfactoria. Una dieta bien balanceada de comida nutritiva combinada con actividad física regular puede disminuir tu riesgo de desarrollar ciertas enfermedades crónicas y evitar muchos padecimientos.

Hipertensión

Mantener un peso saludable mediante una dieta adecuada y actividad física regular puede ayudar a bajar la presión sanguínea. En un estudio de 83.882 mujeres conducido por los hospitales de mujeres y de Brigham en Boston, Massachusetts, hallaron que las mujeres con un índice de masa muscular mayor a 25 tenían una instancia de desarrollar hipertensión significativamente mayor que aquellas mujeres con un índice de masa muscular menor o igual a 25.

Salud del corazón

El ejercicio puede fortalecer el corazón así como también otros músculos del cuerpo. Una dieta baja en grasas saturadas también ayuda a disminuir la probabilidad de desarrollar alteraciones y enfermedades del corazón. Para evitar fallas y otras condiciones del corazón, tal como enfermedad cardiovascular, abstente de fumar, participa en actividades físicas regulares y mantén un peso del cuerpo saludable.

Diabetes

Las dietas altas en grasa y colesterol cobran su precio con la gente que tiene riesgo de diabetes. Para disminuir tus probabilidades de desarrollar diabetes tipo 1 y 2, consume al menos cinco porciones de frutas y vegetales por día, come menor cantidad de dulces, consume con moderación comidas de alto contenido en grasas saturadas y colesterol, y participa de actividad física regular. Una actividad aeróbica eleva la sensibilidad a los niveles de insulina y ayuda a mantener un peso de cuerpo saludable.

Osteoporosis

Los huesos débiles y frágiles pueden romperse y fracturarse más fácilmente. Muchos ejercicios tales como yoga y aeróbicos pueden ayudar a mejorar el balance y la coordinación para evitar caídas. La Clínica Mayo indica que en las mujeres post menopáusicas, ejercicios con pesas pueden fortalecer los huesos que se debilitan a una velocidad asombrosa luego de la menopausia. Si ya has desarrollado osteoporosis, consulta a tu médico para asegurar que los requerimientos de densidad ósea son satisfechos antes de comenzar el régimen de ejercicio.

Beneficios adicionales

El ejercicio regular no solo previene muchas condiciones de salud y enfermedades crónicas, sino que también mejora el humor, ayuda a luchar contra la depresión y mejorar el sueño. Consulta a tu médico u otro proveedor de servicios de salud sobre consejos y recomendaciones para comenzar una larga travesía beneficiosa hacia un más saludable y activo estilo de vida.

Más galerías de fotos



Escrito por tina pashley | Traducido por alejandro schaller