¿Se necesita extraer el diente flojo de leche?

Cuando eras niño, quizá hayas querido ansiosamente tener un diente flojo. Perder tus dientes de leche era un rito de paso y una manera de hacer dinero con el hada de los dientes. Ahora que tienes hijos, quizá habrás oído que tirar los dientes de leche no siempre es una buena idea, ya que los dentistas ahora dicen que dejes los dientes hasta que se caigan naturalmente.

Razones para dejar los dientes de leche

Los dientes de leche no son sólo dientes desechables que pueden extraerse cuando están flojos. Estos dientes son importantes por muchas razones. Ayudan a tu hijo a masticar y a desarrollar un habla apropiada. Más importante, son reemplazados con los dientes de adulto. Un diente flojo no está necesariamente listo para salir aún. Si lo tiras muy pronto, el diente permanente puede que no esté listo para salir todavía, y el otro diente existente puede deslizarse a ese espacio. Esto puede causar que los dientes permanentes no salgan correctamente.

Cuándo extraerlos

Cuando un diente está colgando de un hilo o está tan flojo que temes que tu hijo se lo pueda tragar mientras come, es generalmente seguro de extraer. Puedes extraer el diente tú mismo. Si el diente está muy podrido, un dentista puede elegir extraerlo o llenarlo o cubrirlo con una corona. No trates de extraer un diente podrido tú mismo ya que puede romperse o formar un absceso y necesitará atención adicional.

Cómo extraerlo

Dejar que tu hijo mueva su diente puede ahorrarte energía y el dolor. Puede resistir tus esfuerzos para quitarlo debido al dolor, y dejar que él lo haga reducirá el estrés y el dolor que experimentará. Haz que tu hijo mueva su diente con sus manos limpias o lengua, o muévelo gentilmente con tus dedos hasta que se caiga. Presiona con una gasa limpia en el agujero del diente hasta que deje de sangrar.

Cuándo consultar al dentista

Cuando un diente permanente esté saliendo antes de que el diente de leche correspondiente esté lo suficientemente flojo para caerse, consulta a tu dentista. El dentista puede decidir extraer el diente de leche para hacer espacio para el diente permanente, o puede dejarlo si el sacarlo no implica aliviar la falta de espacio. Si el diente de leche está podrido, roto o dañado, deja que el dentista lo remueva o lo trate en lugar de quitarlo tú mismo. Si el diente tiene un absceso o si tu hijo está teniendo problemas con sus encías, consulta a un dentista.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie smith | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez