Cómo hacer que las navajas de rasurar se mantengan afiladas

Las navajas de rasurar de alta calidad no son baratas, pero incluso las más caras tienden a perder su filo después de algunos usos. Si te rasuras diariamente, el costo de estas navajas comienza a subir. Si cuidas tus navajas, pueden durarte algunos meses o incluso más. Rasurar no es la única cosa que les quita el filo, la humedad es uno de los más grandes culpables. Sólo con secar y limpiar tus navajas, puedes evitar el óxido y ayudarlas a mantenerse afiladas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cepillo de dientes
  • Toalla
  • Taza
  • Aceite de bebé o aceite mineral
  • Bolas de algodón
  • Alcohol isopropílico
  • Mezclilla

Instrucciones

  1. Enjuaga tu navaja bien después de que te rasures para remover el cabello, crema de afeitar y otros residuos. Usa un cepillo de dientes viejo para cepillar la navaja para una limpieza más profunda. Para mejores resultados, limpia tu navaja después de cada uso.

  2. Da golpecitos a tu navaja con una toalla limpia después de cada uso para secarla. Secar la navaja evita que se oxide y pierda el filo.

  3. Llena una pequeña taza con aceite de bebé o aceite mineral. Después de cada afeitada, remoja la hoja de la navaja en el aceite hasta que estés listo para usarla de nuevo. El aceite evita que la navaja se oxide. Sin embargo, si tu navaja tiene una tira de humectante, el aceite podría disolverla.

  4. Remoja una bola de algodón en alcohol isopropílico al 99%, luego limpia la navaja con la bola de algodón. El alcohol desinfecta la navaja y evita que se forme óxido, por lo cual la navaja durará más tiempo.

  5. Pon un par de pantalones de mezclilla, o cualquier otra prenda de este material, plano sobre una superficie dura, como una mesa. Empuja o jala tu navaja de rasurar por 10 a 20 pasadas en la dirección opuesta a la que normalmente te rasuras. Por ejemplo, si usualmente te afeitas deslizando la navaja hacia ti, empújala hacia enfrente de los jeans para afilar la navaja.

Consejos y advertencias

  • Si estás gastando mucho dinero en navajas, trata de cambiar de marca. Las navajas de marca libre cuestan menos que las de marcas reconocidas, y a menudo funcionan igual de bien. Si prefieres las navajas de marca, busca cupones de descuento en el periódico. Te ayudarán a ahorrar dinero en navajas y crema de afeitar.
  • Remplaza tu navaja cuando la banda lubricante se desgaste o la navaja comience a oxidarse. Si comienzas a sentir irritación después del afeitado cuando normalmente no es así, probablemente sea tiempo de una nueva navaja. Si sientes que la navaja jala tu piel al rasurarte, obtén una navaja nueva. Esto significa que la hoja está arrastrándose por el vello en lugar de cortarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por lou merino