Náuseas después de desayunar

Si te sientes mareado en el desayuno, podría deberse a la comida, al tiempo o a una enfermedad relacionada. Las náuseas todas las mañanas durante un período prolongado también pueden ser una señal temprana de embarazo. A menudo puedes evitar las náuseas durante el desayuno con unos pocos cambios en tu comida por la mañana y tu rutina. Si las náuseas te hacen vomitar regularmente, presentas fiebre o de lo contrario te sientes débil y enfermo, habla con un médico.

Desayuno

La muy alabada "comida más importante del día", el desayuno también llega en un momento delicado para el sistema digestivo de algunas personas. Si te levantas al amanecer y tratas de comer una comida grande enseguida, podría no sentarte bien en el estómago. La digestión se ralentiza por la noche, así que tu estómago podría no estar preparado para enfrentarse a un montón de comida a primera hora de la mañana. Del mismo modo, si comiste una comida grande justo antes de dormir la noche anterior, las náuseas durante el desayuno podrían ser la consecuencia.

Tipos de desayuno

Los alimentos grasos, fritos o con un sabor muy fuerte en el desayuno pueden ser una receta para controlar las náuseas. Por ejemplo, el tocino con jarabe y huevos contiene una gran cantidad de azúcar, grasa y proteína. A primera hora de la mañana, esto podría hacerte sentir mareado. MayoClinc.com sugiere optar por alimentos ligeros y saludables para el desayuno. Esto podría ayudarte a reducir las náuseas y conseguir una nutrición adecuada para prepararte para el día. Por ejemplo, prueba los cereales integrales, yogur ligero, batidos de fruta fresca y fuentes de proteína bajas en grasa como huevos duros o tostada de trigo integral con mantequilla de cacahuete.

Náuseas matutinas

Si estás embarazada y tienes náuseas durante el desayuno, podrías tener náuseas matutinas. Esto afecta hasta al 80% de todas las mujeres embarazadas en cierta medida, según Health Services at Columbia. La enfermedad comúnmente comienza temprano en el primer trimestre y dura hasta la semana 16. Es probable que sea un resultado de los cambios hormonales en tu cuerpo. Esto retarda la digestión y hace más difícil descomponer los alimentos ricos. Podrías encontrar que comer cereales o pan normal aumentan tus náuseas mejor que un desayuno pesado.

Medicamento

Algunos medicamentos o tratamientos causan efectos secundarios como náuseas y vómitos, especialmente alrededor de la comida. Por ejemplo, algunos tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia y la radioterapia desencadenan los síntomas de náuseas. Estos pueden empeorar durante el desayuno cuando hueles comida cocinada. Otros medicamentos como los antidepresivos, jarabes para la tos o analgésicos también pueden provocar náuseas. Tu médico puede alertarle si las náuseas son un efecto secundario de la medicación y recomendar medicamentos alternativos si están disponibles.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por maria gloria garcia menendez