Náuseas después de comer al principio del embarazo

Es muy común sentir náuseas con relativa frecuencia en los primeros meses del embarazo. Aunque muchas mujeres sienten náuseas cuando tienen hambre, otras pueden sentir más náuseas poco después de comer. Hay algunas cosas que puedes hacer para tratar de reducir y prevenir las náuseas relacionadas con la alimentación al principio del embarazo.

Náuseas del embarazo

Las náuseas relacionadas con el embarazo, a menudo llamadas náuseas matutinas, son muy comunes, explica Heidi Murkoff y Sharon Mazel en su libro “What To Expect When You’re Expecting” ("Qué esperar cuando estás esperando"). De hecho, más de la mitad las mujeres embarazadas sienten algún grado de náuseas o mareos en un momento u otro durante el embarazo. Esto es debido a una combinación de factores, incluyendo el aumento de los niveles hormonales. Para muchas, los síntomas son más problemáticos en los primeros tres meses de embarazo, y disminuyen progresivamente en intensidad.

Cambios digestivos

Además de aumentar las hormonas en el principio del embarazo, el tracto digestivo también cambia de manera significativa en su tasa y eficiencia de la función, explica el Dr. Raymond Poliakin en su libro “What You Didn’t Think To Ask Your Obstetrician” ("Lo que no se te ocurrió consultarle al obstetra"). Esto te ayuda a extraer todo el valor nutritivo de los alimentos, pero además contribuye a las náuseas después de comer, porque la comida permanece en el estómago más tiempo de lo normal y pasa una parte considerable de tiempo más largo en el intestino delgado también.

Soluciones alimenticias

Hay algunas cosas que puedes hacer con respecto a los alimentos que consumes para reducir o eliminar las náuseas después de comer. En primer lugar, evita los alimentos muy pesados ​​o grasosos. Estos hacen que el tracto digestivo ya lento funcione más lentamente, lo que aumenta la probabilidad de que sientas náuseas después de comer. También puedes descubrir que tienes problemas con los alimentos picantes o de sabor fuerte, si este es el caso, evítalos. Por último, trata de comer alimentos con sabor a jengibre y beber ginger ale. Murkoff y Mazel señalan que la sal ayuda a reducir las náuseas.

Otras soluciones

Si moderar lo que estás comiendo no reduce las náuseas después de comer, habla con tu médico acerca de tus vitaminas prenatales, si las estás tomando. Muchas mujeres encuentran que el hierro de los suplementos prenatales contribuye a las náuseas, y el cambio de marcas puede reducir tus síntomas. También puedes tratar de comer muchas comidas pequeñas al día en lugar de pocas comidas grandes, esto reducirá la carga de tu tracto digestivo y puede ayudarte a disminuir la probabilidad de náuseas.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por barbara obregon