Náuseas causadas por abdominales (sit ups)

Las náuseas durante o después de hacer abdominales no son raras, pero eso no quiere decir que deben ser una ocurrencia regular. En muchos casos, los resultados de las náuseas se producen por los hábitos inadecuados de comer o un desequilibrio de líquidos, pero pueden indicar algo más grave, como un trastorno gastrointestinal. Ciertos medicamentos también pueden causar náuseas. Si continuamente tienes náuseas al realizar abdominales, consulta a un médico para un diagnóstico adecuado.

Comer de más

Una causa común de las náuseas con respecto al ejercicio es comer demasiado pronto de antemano. En un estudio de 2001 que examinó la relación entre la alimentación y el ejercicio, los investigadores de la Nagoya University en Japón encontraron que aquellos que comían justo antes de hacer ejercicio sufrían náuseas con más frecuencia que los que no habían comido en varias horas, sobre todo cuando hacían ejercicio de alta intensidad . Los abdominales añaden a este efecto debido a la presión que ponen en la zona abdominal. Para evitar las náuseas causadas por comer en exceso, coma una comida más pequeña de dos a cuatro horas antes de realizar abdominales. Si no has comido o te olvidaste de comer, consume un pequeño refrigerio al menos 30 minutos antes de hacer abdominales.

Enfermedad del movimiento

Las náuseas también puede ocurrir si comienzas tu entrenamiento con abdominales, según Stew Smith, especialista certificado en fuerza y condicionamiento. La náusea es similar a lo que muchas personas sienten cuando están en un barco en movimiento, comúnmente conocida como enfermedad de mar o mareo. Se produce cuando los ojos están bien cerrados mientras realizas sentadillas o escaneas el techo al azar, sin un punto focal. Para evitar el mareo, Smith recomienda enfocar los ojos en un área específica del techo mientras realizas tu rutina.

Bajo nivel de azúcar en sangre

No obtener suficiente combustible en tu cuerpo también puede provocar náuseas, especialmente si estás haciendo tus abdominales a primera hora de la mañana después de saltarte el desayuno. La falta de glucosa (conocida como hipoglucemia o bajo nivel de azúcar) puede dar lugar a mareos seguidos de náuseas. Comer una comida de dos a cuatro horas antes de hacer abdominales puede ayudarte a evitar la hipoglucemia. Si te olvidas de comer, consume un pequeño refrigerio como galletas y mantequilla de maní o una barra de energía.

Desequilibrio de líquidos

No beber suficiente agua (deshidratación) o el consumo excesivo de agua (sobrehidratación) puede causar náuseas al hacer abdominales. Esto sucede debido a que tanto la deshidratación como la sobrehidratación pueden conducir a un desequilibrio entre el nivel de los líquidos y de sodio en el cuerpo, una condición conocida como hiponatremia o bajo sodio en sangre. Cuando esto sucede, puede fácilmente convertirse en náuseas al realizar abdominales, especialmente si estás haciéndolos después de un entrenamiento que te hizo sudar mucho. Para mantenerte bien hidratado, consume agua antes, durante y después del ejercicio, pero sólo cuando tengas sed. Evita forzar la hidratación o beber en un horario establecido. Bebe agua con electrolitos o una bebida deportiva. Esto puede ayudar a reemplazar los electrolitos perdidos al sudar.

Consideraciones

Si te encuentras todavía experimentando náuseas mientras haces abdominales a pesar de ajustar tu consumo de alimentos y agua, consulta a un médico para obtener un diagnóstico. Hay muchos problemas gastrointestinales que pueden ser exacerbados por hacer abdominales, como el síndrome del intestino irritable o gastritis. Discute los posibles efectos secundarios de los medicamentos con tu médico. La náusea es un efecto secundario común de varios medicamentos con y sin receta. Si sientes otros síntomas, como mareos, fiebre y dolor, así como la náusea, busca atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por mariana van der groef