Natalie Coughlin: ¡La mejor comida de todas!

Una receta para las albóndigas suecas del nadador olímpico

Las albóndigas pueden ser preparadas al estilo sueco o al estilo vietnamita.

"Estas albóndigas son sorprendentemente tiernas con un dejo de dulzor que proviene de las ciruelas, y los trozos de eneldo fresco atraviesan la cremosidad de la salsa y crean un lindo contraste con la salsa de caldo de pollo".

— -Natalie Coughlin, nadadora olímpica de los Estados Unidos.

Aunque es mejor conocida por ganar 11 medallas en nado olímpico y por su memorable aparición en "Dancing with the Stars", Natalie Coughlin también tiene una pasión por la cocina. La mujer de 29 años competirá por tercera vez en las Olimpiadas ese mes, participando como miembro del equipo de mujeres de los Estados Unidos para estilo libre de 4x100 metros. Ella tiene un jardín en su patio trasero en California del norte, donde planta frutas y vegetales orgánicos. Incluso tiene cinco pollos, los cuales cría para sus huevos orgánicos. Coughlin sigue una dieta vegetariana durante la semana y guarda la carne para cuando tiene visitas. Su plato favorito: las albóndigas. "Puedes crear este platillo de albóndigas de dos modos", dice Coughlin. "Puedes hacerlo al estilo sueco o al estilo vietnamita, y sólo debes realizar unos pequeños cambios en los ingredientes". Para la versión sueca, Coughlin prepara una salsa aterciopelada con una base de crema agria.

Natalie Coughlin.

"El sabor es rico, pero no es tan rico como sabe. Puedes servir esto como entrada con pasta o vegetales".

Para el estilo asiático, con una pizca de influencia francesa, Coughlin transforma la receta en un Banh Mi, un tipo de hoagie, sobre una baguette crujiente y gomosa.

"Yo le agrego chalotes, jengibre y ajo a las albóndigas", dice Coughlin. "Y nuevamente sobre la mezcla de sánguche cuando la meto dentro de la baguette hueca. Agrego un poco de mayonesa sriracha y luego la cubro con daikon encurtido, zanahoria y hierbas frescas".

Coghlin aprendió de la ligereza de la cocina vietnamita que descubrió en su juventud.

"Crecí con muchos tipos de cocina diferentes. Mi familia por parte de mi madre es filipina y el lado de mi padre es irlandés. Fui a UC Berkeley; todas las etnias están representadas allí. Las comidas económicas son la mejor elección en la universidad y el Pho es una de mis comidas favoritas, así que lo descubrí probando diferentes cosas".

CÓMO PREPARAR ALBÓNDIGAS SUECAS CON CIRUELAS CALIFORNIA DESHIDRATADAS

Ingredientes

1 rodaja de pan blanco para sánguche

2 cucharadas de leche

1 cucharadita de sal kosher

1/8 de cucharadita de pimienta inglesa molida

1/8 de cucharadita de nuez moscada molida

1/8 de cucharadita de pimienta negra

1 cucharada de aceite vegetal

1/3 de taza de cebolla picada finamente

1 libra de cerdo picado

1/4 de taza de puré de ciruelas California deshidratadas

2 cucharadas de harina todo propósito

2 tazas de caldo de pollo con bajo contenido de sodio

1/4 de taza de crema agria sin grasa

Sal y pimienta blanca

1 1/2 cucharadas de eneldo fresco picado

Rompe el pan en piezas de 1 pulgada. Mójalas en leche con sal, pimienta inglesa, nuez moscada y pimienta. Mientras el pan se remoja, calienta 1 1/2 cucharaditas de aceite en una sartén para saltear. Añade la cebolla y saltéala por alrededor de 5 minutos o hasta que se ablande y esté translúcida; deja que se enfríe. En un tazón grande, mezcla el cerdo, la mezcla de pan, la cebolla y el puré de ciruelas deshidratadas. Deja que se enfríe por 30 minutos para que sea más fácil crear las albóndigas.

Precalienta el horno a 350 °F. Divide la mezcla de albóndigas en 20 porciones. Humedece tus dedos con agua y crea las bolas con la mezcla. Colócalas en una hoja para hornear con bordes. Hornea las albóndigas por 15 minutos o hasta que se cocinen lo suficiente.

Mientras las albóndigas se cocinan, calienta 1 1/2 cucharaditas de aceite en una sartén para saltear. Añade harina y bate por alrededor de 2 minutos. Añade el caldo y la crema agria y deja que hierva a fuego lento, batiendo constantemente, hasta que tome una ligera consistencia. Condimenta con sal y pimienta. Añade el eneldo, coloca las albóndigas en la sartén y llévalas al punto de hervor a fuego lento.

POR QUÉ A ELLA LE ENCANTA

"La cocina vietnamita es saludable", dice Coughlin. "Combina las hierbas de menta, albahaca y cilantro con el fuerte sabor del daikon o las zanahorias y contrasta con el dulce y lo salado de la albóndiga".

CONSEJO PARA ENTRETENER INVITADOS

"Prepárate de antemano lo más posible para poder relajarte con tus invitados", dice Coughlin. "Me gusta esta receta porque puedes congelar las albóndigas para un aperitivo o platillo principal y puedes tenerlas listas para tus invitados. Luego, sólo tienes que preparar la salsa".

QUÉ LAS HACE UNA COMIDA SALUDABLE

La dietista registrada de Vancouver Nicole Fetterly dice que al hornear las albóndigas en lugar de freírlas, Coughlin disminuye la grasa en la comida, consumiendo menos calorías. Pero los elementos saludables escondidos se encuentran en los saborizantes que utiliza, como las especias y las hierbas que traen diferentes beneficios para la salud.

"Debido a que Natalie utiliza caldo de pollo de bajo contenido de sodio, es inteligente utilizar las hierbas y las especias, las cuales proveen mucho sabor, nutrientes y fitoquímicos", dice Fetterly. "Las hierbas verdes ofrecen clorofila, un antioxidante poderoso para combatir los componentes radicales libres que pueden promover el cáncer. La nuez moscada tiene un poco de fibra y el comino contiene hierro".

CÓMO HACER QUE ESTA COMIDA SEA AÚN MÁS SALUDABLE

Fetterly dice que 30 gramos es la cantidad de fibra diaria recomendada para combatir problemas digestivos y regular el colesterol, la presión sanguínea y el azúcar. Con sólo un gramo por porción, a esta receta le vendría bien un poco más de fibra.

"Natalie podría cambiar a pan y harina de grano integral, o utilizar legumbres o tempeh en combinación con la carne", dice Fetterly. "Esto disminuye la grasa y mantiene las proteínas iguales, pero aumenta dramáticamente la fibra. En lugar de pasta de harina blanca para la receta estilo sueco, Natalie podría utilizar fideos de soba. Para el estilo vietnamita, podría servirlas con una ensalada de acelga o espinaca y col rizada".

Foto: LivestrongES

Más galerías de fotos



Escrito por monique savin
Traducido por ana grasso