Natación luego de una amigdalectomía

La amigdalectomía no es divertida la mayoría de las veces, pero al menos hace que los niños reciban una semana libre o puedan faltar a la escuela. La mala noticia es que si a los niños les encanta nadar, tendrán que pasar ese tiempo libre en tierra firme. El área afectada necesita más tiempo para sanar adecuadamente, así que nadar de inmediato no es una opción.

Tiempo de cicatrización


Las amígdalas es un término general que se refiere a diferentes partes de la boca.

Las amígdalas es un término general que se refiere a diferentes partes de la boca. Se denomina amigdalectomía al proceso en el cual se quitan las amígdalas palatinas. Estos tejidos a cada lado de la parte superior de la garganta están sujetos a infecciones repetitivas, que es la razón por la que tienen que ser cortadas. La zona debe cicatrizar y sanar antes de que el niño pueda regresar a sus actividades normales, como la natación. Se tarda de 5 a 10 días para que cicatrice correctamente.

Prevención de la natación


Las opiniones profesionales varían.

Si no estás seguro acerca de qué tanto tiempo es necesario evitar nadar después de la cirugía, pregunta al equipo de salud que realiza la operación. Las opiniones profesionales varían. Por ejemplo, el Hospital de Niños de Pittsburgh dice que los niños pueden volver a nadar después de dos a tres semanas, y Johns Hopkins, dice que toda la actividad vigorosa se debe evitar durante dos semanas.

Puede haber sangre


Los médicos no quieren que los pacientes en recuperación tomen cualquier acción que pueda favorecer el sangrado en el área impactada.

Los médicos no quieren que los pacientes en recuperación tomen cualquier acción que pueda favorecer el sangrado en el área impactada. El nadar podtía hacer eso, y es por eso que la mayoría quiere evitar tal acción durante al menos dos semanas. La hemorragia es una gran preocupación para la recuperación de la amigdalectomía, incluso si el paciente no entra en una piscina. Algunos médicos piden a los padres que despierten al niño la primera noche para comprobar si hay rastros de sangre.

Qué hacer


Los padres sólo deben permitir que su hijo juegue en silencio durante el tiempo de recuperación.

Los padres sólo deben permitir que su hijo juegue en silencio durante el tiempo de recuperación. La natación y otros deportes de movimiento pesados ​​también pueden causar problemas que pueden obstaculizar el proceso de cicatrización. Existe la posibilidad de que el niño no se sientas con ganas nadar de todos modos. Entre las muchas posibilidades de los síntomas post-cirugía, es común que sientan náuseas, fiebre y dolor en la cabeza, el cuello y las orejas.

Más galerías de fotos



Escrito por jillian o'keeffe | Traducido por luciano ariel castro