Natación para las lesiones en el flexor de la cadera

Un artículo en “The Open Sports Medicine Journal” descubrieron vacíos en la literatura sobre los criterios de rehabilitación y regreso al juego por las lesiones del flexor de la cadera. El tipo de lesión, causas y síntomas cumplen un papel importante para determinar los ejercicios más benéficos para tu rehabilitación. Nadar puede ser un ejercicio alternativo para incluir durante tu recuperación, pero debes tener algunas precauciones. Consulta a tu médico o un profesional del ejercicio, antes de nadar con un problema de flexor de cadera.

Anatomía

Los músculos flexores de la cadera se encuentran debajo de los músculos abdominales superficiales y están entre la parte superior del muslo y la caja torácica. Incluyen los músculos psoas mayor y menor, el iliopsoas, el ilíaco y el sartorio. Estos músculos son responsables de la flexión de la cadera y el torso.

Lesiones y causas

Una distensión o desgarro en los músculos flexores de la cadera o sus tendones, que sujetan los músculos al hueso, es una lesión aguda común con el ejercicio o con actividades extenuantes. Por ejemplo, la velocidad y otros movimiento rápidos y enérgicos durante los deportes como el tenis, fútbol americano y fútbol podrían causar una lesión del flexor de la cadera, en especial si el músculo está tenso y fatigado. La tendinitis o la inflamación en los tendones del flexor de la cadera es una lesión crónica causada por movimientos repetitivos y uso en exceso. Por ejemplo, los músculos tensos y los puntapiés en el fútbol pueden llevar a una tendinitis del flexor. Una lesión común es llamada "síndrome de cadera " o "síndrome del iliopsoas" y se produce cuando el tendón del músculo iliopsoas causa una sensación de "chasquido" en tu cadera que a veces puede ser audible.

Rehabilitación

Para la mayoría de las lesiones en el flexor de la cadera, la primera fase de rehabilitación debe incluir descanso, no natación. La extensión de la primera fase es de entre dos y tres días y varias semanas, dependiendo de la severidad de la lesión. Luego puedes comenzar un programa modificado de ejercicios, que puede incluir natación. Por ejemplo, la Kapi'Olani Orthopaedic Associates “Guide to a Hip Flexor Strain", sugiere que los corredores y ciclistas cambien a la natación mientras se recuperan de una distensión del flexor de la cadera. La natación puede causar menos incomodidad y dolor, comparado con el correr y el ciclismo y también puede ayudar a mejorar la fuerza del flexor de la cadera. Por lo tanto, cuando tengas una lesión en el flexor de la cadera, nadar es probablemente una buena alternativa de ejercicio comparado con otros ejercicios y deportes más extenuantes.

Contraindicaciones y precauciones

No nades en la rehabilitación si sientes dolor cuando lo haces, has disminuido el rango de movimiento de la cadera o tu técnica de natación pueda ser inadecuada. Los nadadores con una lesión en el flexor de la cadera pueden necesitar modificar drásticamente su régimen de natación, o completar el criterio de "vuelta al juego" antes de nadar nuevamente. Cuando la natación sea incorporada en el programa de rehabilitación, progresa lentamente. Los protocolos de rehabilitación pueden variar enormemente en base a las circunstancias individuales y la experiencia del terapeuta físico o entrenador atlético.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah mich | Traducido por maria eugenia gonzalez