¿Puede la natación inflamar el codo de tenista?

Codo de tenista es un nombre inapropiado. Aunque esta afección suele asociarse con el tenis, no es exclusiva de este deporte. Los movimientos repetitivos de cualquier tipo pueden causar la tendinitis, que se denomina codo de tenista. La natación es una de las numerosas actividades que pueden desencadenar el codo de tenista. Es bueno saber cómo manejar esta afección dolorosa y permanecer en el agua, especialmente si te gusta nadar.

Definición

El codo de tenista es una inflamación de los tendones que se encuentran en la parte externa del mismo. Su nombre formal es epicondilitis lateral. Los tendones del antebrazo se unen al hueso superior de este, el húmero. Cuando el músculo se estrecha, se convierte en un punto de tensión en la estructura del brazo, haciendo del codo de tenista una condición potencial cuando utilizas los músculos del antebrazo de manera agresiva y repetida.

Impacto de la natación

La inserción repetida del brazo y el uso de estos músculos para impulsarte en el agua pueden causar o exacerbar el codo de tenista. En los círculos de la natación, especialmente entre quienes nadan estilo espalda, esta afección se conoce como "codo de nadador". Dejar caer el codo cuando entras en contacto con el agua y forzar un tirón antes de barrer con tu brazo puede ocasionar el codo de nadador o de tenista en estilo espalda.

Recuperación

Lo mejor que puedes hacer para el codo de nadador o de tenista es reposo, hielo, compresión y elevación. En combinación con esteroides antiinflamatorios, debes recuperarte por ti mismo. Sin embargo, puedes requerir terapia física o incluso cirugía si la condición no se soluciona después de meses de intentarlo. Además, trabaja con tus entrenadores de natación y tenis para identificar los defectos en tu carrera de natación o los golpes del tenis para reducir al mínimo la posibilidad de volver a lesionarte.

Llegar al meollo

Si nunca te han diagnosticado codo de tenista, busca el consejo de tu médico para saber si esta es la afección que estás enfrentando. Podría ser un nervio pellizcado o una línea delgada de fractura en el brazo. Tu médico puede solicitarte una radiografía, una prueba de electromiografía, EMG (por sus siglas en inglés), o una imagen de resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés) de tu brazo para diagnosticar correctamente esta afección a menudo dolorosa.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por rafael ernesto díaz