Natación y goteo de nariz

Los recién llegados al mundo húmedo de la natación a menudo se confunden cuando se encuentran de repente con exceso de mucosidad en la nariz después de pasar algún tiempo en la piscina o estanque. La secreción nasal es un efecto secundario muy común de la natación que tendrás que manejar adecuadamente con el fin de evitar problemas nasales más graves, como la sinusitis.

Datos

La técnica apropiada para nadar consiste en inhalar cuando tu boca y tu nariz están por encima del nivel del agua y exhalar cuando la boca y la nariz están debajo del agua. En algún momento durante la natación, muchos nadadores, especialmente aquellos que pasan mucho tiempo en la piscina y los que no han perfeccionado sus habilidades, permiten que el agua entre en sus fosas nasales. Tu nariz está revestida con una membrana mucosa que es altamente sensible a las infecciones y la inflamación debidas a bacterias, virus e irritantes ambientales. Con frecuencia, cuando el agua entra en las fosas nasales varias veces durante la natación, el tejido nasal se inflama, lo que resulta en la producción de una cantidad excesiva de secreción nasal o goteo de nariz.

Causas

Aunque la causa exacta de la rinorrea excesiva después de nadar varía según la persona, esta condición parece surgir con más frecuencia a causa de irritantes ambientales, como productos químicos para piscinas y agua sucia. Estos irritantes entran en contacto con las membranas mucosas y causan hinchazón o inflamación, a menudo como resultado de una alergia o sensibilidad al cloro. En muchos casos, la inflamación impide que tus senos drenen el exceso de mucosidad, lo cual puede llevar a problemas adicionales, como crecimiento de bacterias e infecciones potencialmente dolorosas de los senos.

Síntomas

El goteo nasal y otros síntomas relacionados surgen generalmente a las pocas horas después de nadar y pueden continuar durante 12 a 24 horas. Además de la secreción nasal clara, otros síntomas que puedes experimentar incluyen congestión nasal o nariz tapada, así como estornudos. El dolor de cabeza, la presión en los senos y la tos nocturna también pueden ocurrir si desarrollas una infección en los senos, o sinusitis, la cual puede durar entre siete y 10 días y por lo general se caracteriza por la secreción de moco turbio de color amarillo o verdoso.

Tratamiento

Habla con tu médico de atención primaria o con un otorrinolaringólogo para que te sugiera remedios caseros y opciones de tratamiento dirigidas a tu situación de salud específica, especialmente si tienes un historial de alergias, asma o alteraciones nasales, tales como pólipos o tabique desviado. En algunos casos, el uso de solución salina en aerosol después de nadar puede ayudar a limpiar los pasajes nasales y reducir la descarga nasal asociada. También puedes intentar usar una pinza en la nariz, lo que evita que el agua entre en ella mientras nadas. Si encuentras que la pinza es incómoda, intenta perfeccionar tu técnica de nado, prestando especial atención a exhalar por la nariz -en vez de la boca- mientras nadas, una práctica que normalmente ayuda a minimizar la acumulación de agua en los conductos nasales.

Más galerías de fotos



Escrito por regan hennessy | Traducido por mar bradshaw