¿La natación fortalece los cuádriceps?

Los beneficios de la natación en todo el cuerpo son sólo una de las razones por la cual es la segunda actividad deportiva más popular en Estados Unidos, después de caminar, de acuerdo con Centers for Disease Control and Prevention. Desde niños pequeños hasta los ancianos, casi todo el mundo disfruta de un refrescante chapuzón en la piscina. Dado que flotar en el agua requiere fuerza y resistencia, la natación es un ejercicio ideal para la construcción de los cuádriceps.

Cuádriceps

Los cuádriceps son un grupo de músculos a lo largo de la parte frontal de los muslos. Incluyen el recto femoral, vasto intermedio, vasto medial y vasto lateral. Estos músculos permiten que puedas extender la rodilla, flexionar las caderas y moverte libremente. Tonificar y fortalecer este grupo muscular beneficia tu apariencia y nivel de condición física, ayudando a lucir pantalones y subir las escaleras al mismo tiempo.

Brazadas

Vas a tener que hacer un poco de trabajo en el agua para fortalecer los cuádriceps; flotar en una balsa o en un tubo no va a ayudar. Nadar quema calorías, alrededor de 511 por hora en una persona de 160 libras, y aumenta tu salud cardiovascular. Varias brazadas también trabajan los cuádriceps forzándote a patear contra el agua, empujando lejos de tu cuerpo para lograr un movimiento hacia adelante o hacia atrás. El nado de espalda, mariposa y crawl son algunos de los movimientos que puedes aprender mientras haces una clase de natación. Dado que estos movimientos requieren el uso de tus brazos, puedes centrarte mejor en los cuádriceps usando una tabla flotadora.

Tirones y desgarros

Aunque la natación es buena para los cuádriceps, corres el riesgo de lesionarte si usas estos músculos en exceso. El dolor en la parte anterior del muslo es un buen indicador de un desgarro muscular. La hinchazón o moretones son otras señales de advertencia que debes informar a tu médico de inmediato. Para evitar lesiones, entra en calor antes de hacer ejercicio y estira antes y después de las sesiones de natación. Una vez que se produce una lesión, necesitarás descansar y remedios caseros para favorecer la cicatrización y reducir el dolor. Aunque no puedas hacer natación por una lesión, sumergirte en el agua puede ayudar a reducir la hinchazón. Habla con tu médico sobre el protocolo adecuado.

Consideraciones

Tonificar tus cuádriceps es sólo uno de los muchos beneficios de la natación. Los ejercicios a base de agua también mejoran tu salud mental y reduce los síntomas que resultan de las enfermedades crónicas, como la artritis y la fibromialgia. La flotabilidad del agua protege las articulaciones del daño que puede ocurrir con otras actividades, como correr o ir de excursión. Aun así, los nadadores deben ser conscientes de los riesgos, que incluyen quemaduras por el sol e infecciones del oído.

Más galerías de fotos



Escrito por rica lewis | Traducido por florencia melloni