¿La natación te hace adelgazar?

La natación es una actividad cardiovascular que trabaja todos los grupos de músculos principales en el cuerpo. La natación también aumenta la fuerza de tu corazón y tus pulmones. Como con la mayoría de los ejercicios cardiovasculares, puedes practicarla al menos tres veces a la semana para aumentar tu resistencia, tonificar tus músculos y perder peso. Es un ejercicio que pueden practicar las personas con un rango de movimiento limitado. La natación es un ejercicio de bajo impacto que cualquiera puede hacer, independientemente de la edad o de la condición física.

Perdiendo peso

Una persona de 200 libras (90 k) puede quemar alrededor de 630 calorías después de nadar durante una hora. Los movimientos de piernas, brazos y estiramientos que requiere la natación también tonifican los músculos y construyen masa muscular magra. La flotabilidad del cuerpo en el agua hace que el cuerpo se sienta más ligero y elimine el estrés de la espalda y las articulaciones, haciendo posible que te ejercites por periodos de tiempo más largos. A medida que los músculos se desarrollan y se fortalecen, el tejido muscular quemará más calorías en el cuerpo.

Entrenamiento de intervalos

El entrenamiento de intervalos mientras nadas mejora la fuerza de tu sistema cardiovascular, afirma el The Sunday Times. Nada intensamente durante 10 minutos, toma un descanso de 3 minutos y nada otra vez por 10 minutos más hasta que nades un total de 30 minutos o más. Esto acelera tu metabolismo, aumenta tu resistencia y tu fuerza muscular. El entrenamiento de intervalos también quema calorías, lo que es necesario para bajar de peso.

Físico tonificado

Hacer ejercicios de natación tonifica los músculos de la parte superior e inferior del cuerpo. El agua ofrece entre 12 y 14 por ciento más de resistencia que el aire, según el sitio web Howtobefit.com. Por lo tanto, con cada movimiento, estás entrenando tu resistencia. Debido a que estás trabajando contra el agua cuando nadas, tus músculos crecen, se hacen más fuertes y aumentan su movilidad; esto le da al cuerpo una apariencia tonificada, magra y definida.

Posible aumento de peso

Los individuos que nadan regularmente inicialmente pueden experimentar un aumento de peso. La natación aumenta la masa muscular rápidamente, lo que hace subir de peso, puesto que el músculo pesa más que la grasa. Debido a que la pérdida de grasa y la construcción muscular ocurren simultáneamente, pueden subir los números de tu báscula. En lugar de rendirte, continúa nadando para finalmente alcanzar tu meta de pérdida de peso. La natación también puede aumentar el apetito, así que es importante apegarse a un plan de alimentación saludable después de nadar.

Más galerías de fotos



Escrito por tanya brown | Traducido por maria del rocio canales