¿Por qué mi nariz se tapa cuando me recuesto?

Es muy difícil dormir cuando no puedes respirar porque tu nariz está tapada. Si tienes un resfrío, sinusitis o sufres de alergias, es probable que tengas problemas para respirar cuando te recuestas. La gravedad contribuye al problema, pero también puedes hacer algo para aliviarlo. Por ejemplo, puedes elevar la cabeza con unas almohadas, esto te hará respirar mejor, a menos que la causa sea una alergia al material de la almohada y esto haga que la nariz se tape y te cause una congestión. Humidificar el aire y cambiar de posición también puede ser de gran ayuda.

Gravedad

Tu nariz, sorprendentemente, produce de uno a dos cuarto de galones (0.95 a 1,9 l) de mucosidad cada día, según la American Academy of Otolaryngology. Durante el día, la mucosidad de la nariz, la cual mantiene la humedad de los orificios nasales y ayuda también a atrapar las bacterias u otras partículas extrañas, se desliza por la parte posterior de la garganta, que es donde la tragas. A la noche, cuando te recuestas, la mucosidad no se desliza con tanta facilidad hacia la parte posterior de la garganta, debido a la gravedad. Además, tragas con menos frecuencia durante la noche, por lo que la mucosidad se acumula en la garganta y detrás de la nariz, ocasionando que respires con dificultad. Elevar tu cabeza puede ayudarte a respirar mejor.

Falta de humidificación

La mucosidad debe estar húmeda para poder viajar fácilmente hacia la parte de atrás de la garganta. Cuando respiras aire seco, la mucosidad se seca, haciendo que se pegue a las fosas nasales, y forma pedazos de mucosidad endurecidas conocidos como “moco.” Humidificar el aire que respiras a la noche y no sobrecalentar la habitación puede ayudarte en este caso.

Alergias

Si la nariz solo se te tapa durante la noche, tal vez tengas alergia a algo dentro de tu habitación. El material de tu almohada, las sábanas o el colchón, la alfombra o los ácaros del polvo pueden estar provocando que tu nariz produzca más mucosidad. El detergente que usas para lavar la ropa de cama también puede causar que tu nariz este congestionada. Cuando tienes alergia, tu nariz produce más mucosidad porque trata de librarse de la sustancia nociva más rápido. Visita a tu médico para hacerte pruebas de alergia y así aumentar las posibilidades de tener una buena noche de sueño. También te pueden ayudar los medicamentos de venta libre que reducen la producción de histamina, pero no los tomes con regularidad sin antes consultar con tu médico.

Tabique desviado

Tal vez hayas notado que tu nariz está dividida por la mitad. El tabique, o el pedazo de cartílago que divide a la nariz por la mitad, funciona mejor cuando está justo en el centro de la nariz. Pero alrededor del 80 por ciento de las personas tiene el tabique desviado, o ligeramente torcido, según la American Academy of Otolaryngology. Cuando te recuestas, especialmente del lado “bueno” de tu nariz, el lado con el tabique más ancho, puede que comprimas ese orificio nasal. La mucosidad no podrá drenar de manera correcta del lado del tabique desviado, ocasionando que tengas más acumulación de mucosidad en la nariz, y más problemas para respirar durante la noche. Si te acuestas del otro lado, y elevas la cabeza podrás respirar mejor. Una cirugía en el tabique puede ser beneficiosa en casos severos.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por liz mancilla