Naranjas orgánicas vs naranjas comerciales

Las naranjas orgánicas y las naranjas comerciales pueden parecer iguales, pero tienen algunas diferencias. Lo primero que podrías notar es el precio, con las naranjas orgánicas más caras que sus equivalentes no orgánicas. Puedes determinar si el precio mayor vale la pena al darte cuenta de lo que se necesita para producir una naranja orgánica yuxtapuesta contra el costo potencialmente elevado de las naranjas comerciales en el medio ambiente.

Cultivo

Las naranjas orgánicas crecen en huertos orgánicos certificados que no utilizan hormonas de crecimiento o sustancias químicas. En lugar de pesticidas químicos, los agricultores orgánicos dependen de las aves y de los insectos beneficiosos para el control de plagas y de enfermedades. Usan abono natural y estiércol como fertilizante en lugar de productos químicos para estimular el crecimiento y nunca usan herbicidas químicos o fungicidas.

Comer

Aunque las naranjas comerciales están expuestas a una amplia gama de productos químicos, éstos no llegan al interior de la naranja. La cáscara actúa como una barrera natural y, siempre y cuando no la comas o la utilices en recetas, no ingerirás los productos químicos que recubren el exterior de la naranja. Las naranjas orgánicas tienen los mismos valores nutricionales y calorías como las naranjas comerciales. Una naranja pequeña contiene 45 calorías, 1 gramo de proteína, 11 gramos de carbohidratos, 2 gramos de fibra y 9 gramos de azúcar. También posee vitaminas y minerales, especialmente calcio, potasio y vitaminas A y C.

Medio ambiente

Los pesticidas pueden que no lleguen a la carne de la naranja y a afectar tu salud personal, pero sí se filtran en el medio ambiente. La Universidad de Princeton informa que sólo un uno por ciento de los pesticidas químicos en realidad ataca a las plagas para las que están destinados, mientras que el otro 99 por ciento buscan su camino hacia el medio ambiente. La contaminación química con pesticidas, con herbicidas y con fertilizantes afecta las aguas subterráneas, el suelo y la vida silvestre.

Certificación

La prueba de certificación orgánica se observa a menudo por la presencia de una etiqueta ecológica verde y blanco USDA. La etiqueta orgánica significa que las naranjas han cumplido con las normas estrictas que supervisan el cultivo, la cosecha y el manejo de la fruta. Las etiquetas orgánicas, sin embargo, son voluntarias, aunque muchos productores optan por utilizarlas. Otros términos, tales como "cultivo natural", no son sinónimo de orgánico y no significan mucho ya que no tienen normas que cumplir.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por erick montesdeoca