¿Puede la naranja aumentar los niveles de azúcar en la sangre?

Si tienes diabetes o revisas tu azúcar en sangre para mantener los niveles de energía más estables, ya sabes que algunos alimentos pueden elevar el azúcar en la sangre más que otros. La proteína en la carne, pollo y pescado y las grasas que se encuentran en los aceites y mantequilla tienen poca influencia sobre el azúcar en la sangre. Sin embargo, tu consumo de alimentos ricos en carbohidratos influenciara qué tanto sube el azúcar en sangre después de que comes. La medida en que el azúcar en tu sangre aumentará después de que comas naranjas dependerá de la cantidad que consumas de una vez, del tamaño de la naranja y de su procesamiento.

Niveles de azúcar en sangre


Las naranjas contienen azúcares naturales.

El principal factor que influye en tus niveles de azúcar en la sangre es la cantidad de carbohidratos que consumes. Los carbohidratos incluyen a los almidones que se encuentran en el pan, en las papas y en la pasta, así como a los azúcares que se encuentran en los dulces y postres. Otros tipos de azúcares, como la lactosa que se encuentra en los productos lácteos y la glucosa y fructosa que se ​​encuentran en frutas, también pueden influir en tus niveles de azúcar en la sangre. Las naranjas, al igual que otras frutas, contienen azúcares que pueden elevar tus niveles de azúcar en la sangre.

Naranjas frescas


Los carbohidratos en las naranjas aumentan el azúcar en la sangre.

El contenido de carbohidratos disponibles que contienen tus naranjas te dirá qué tanto puede aumentar el azúcar en tu sangre. Puedes calcular los carbohidratos disponibles restando el contenido de fibra de los carbohidratos totales, ya que a diferencia de otros tipos de carbohidratos, la fibra no aumenta tus niveles de azúcar en sangre. Por ejemplo, una pequeña naranja que contiene 11,3 gramos de carbohidratos totales y 2,3 gramos de fibra tiene un contenido de carbohidratos disponibles de 9 gramos, mientras que una naranja grande, con 21,6 gramos de carbohidratos totales y 4,4 gramos de fibra, tiene un contenido de 17,2 gramos de carbohidratos disponibles. Como base de comparación, una rebanada de pan tiene 15 gramos de carbohidratos disponibles. Cuanto mayor sea la naranja que te comas, más subirán tus niveles de azúcar en sangre.

Jugo de naranja


Un vaso grande de jugo de naranja puede contener más de 50 gramos de carbohidratos.

Un vaso con 1 taza de jugo de naranja fresco tiene 25,8 gramos de carbohidratos totales y 0.5 gramos de fibra, lo que corresponde a 25,3 gramos de carbohidratos disponibles, mientras que 1 taza de jugo de naranja hecho de concentrado congelado tiene 26,8 gramos de carbohidratos totales y 0.5 gramos de fibra, para un total de 26,3 gramos de carbohidratos disponibles. Esto significa que un pequeño vaso de jugo de naranja puede elevar tus niveles de azúcar en la sangre hasta casi el mismo grado que dos rebanadas de pan. Muchas personas se sirven su jugo de naranja en un vaso grande, lo que proporciona hasta 2 tazas de jugo de naranja por porción y que corresponde a más de 50 gramos de carbohidratos disponibles, o a más de tres rebanadas de pan. El jugo de naranja que contiene azúcar añadido tiene aún más carbohidratos por porción.

Controla tu azúcar en sangre


Vas a comer más fibra pelando y comiendo naranjas.

Para prevenir que tus niveles de azúcar en la sangre se eleven demasiado, evita el jugo de naranja. No sólo la fibra beneficiosa se elimina al procesar las naranjas para hacerlas jugo, sino que también es muy fácil beber una gran cantidad en cuestión de minutos. Prefiere las naranjas frescas enteras. Al pelarlas irás más despacio, y su alto contenido de fibra aumentará tu sensación de saciedad, lo que te ayudará a sentirte satisfecho con menos carbohidratos y calorías. Opta por naranjas más pequeños para mantener tu consumo de carbohidratos bajo y tus niveles de azúcar en sangre bajo control.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por francisco roca