¿Puedo nadar usando lentes de contacto y lentes de agua?

Aunque la capacidad de ver bajo el agua reduce el riesgo de chocar con las paredes u otros nadadores, el uso de lentes de contacto puede aumentar el riesgo de infección en los ojos en el agua. Si usas lentes de contacto, la única manera segura de abrir los ojos en el agua es con gafas a prueba de agua.

Preocupación por los lentes de contacto

La FDA recomienda no usar lentes de contacto sin la protección de gafas en cualquier tipo de agua, incluyendo la lluvia, océano, lagos o piscinas debido al aumento del riesgo de sufrir una infección bacteriana. Si se irritan pueden producir infecciones en los ojos e incluso condiciones que puedan poner en peligro tu vista. Quítate los lentes de contacto tan pronto como sea posible si el agua se mete por los ojos

Lentes

Las gafas a prueba de agua pueden evitar que las bacterias y los contaminantes no deseados lleguen a los ojos. Al mismo tiempo, los anteojos ayudan a mantener los lentes de contacto en los ojos en lugar de tenerlos desalojados bajo el agua. Las gafas vienen en diferentes formas y diseños, asegúrate de que los anteojos sean a prueba de fugas y se adapten adecuadamente al asentarse en el hueso fuera del ojo en lugar de quedar en la cuenca del ojo. Considera el uso de gafas que sean a prueba de empañamiento y que ofrezcan protección ultravioleta de la luz solar. Existen anteojos recetados, pero tus opciones son muy limitadas. Consulta con tu oftalmólogo o profesional de atención oftálmica al elegir gafas de natación.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por lucia ayala