Nadar con una traqueostomía

Si te gusta nadar, pero tienes una traqueostomía o traqueotomía, no necesariamente tienes que renunciar a esta actividad. Una traqueotomía es un procedimiento médico que se caracteriza por la creación quirúrgica de un orificio en la garganta para proporcionar acceso directo a la tráquea cuando la respiración normal se deteriora. Con el alta médica y equipos especializados, se puede nadar con una traqueotomía, aunque puede ser peligroso.

Acerca de la traqueostomía

Una incisión de traqueotomía se mantiene abierta y funcional mediante la inserción de un tubo de traqueotomía especialmente equipado directamente en la tráquea, lo que permite a los pacientes respirar sin necesidad de utilizar la boca o la nariz. El tubo de traqueostomía se fija con abrazaderas, ganchos y correas de bucle. Los cuidados después de la cirugía incluyen el uso de solución salina y equipo de succión para mantener el área limpia y eliminar la mucosidad o saliva no deseada. Si hay sangre presente en el sitio de la traqueotomía, ponte en contacto con tu médico inmediatamente ya que esto podría indicar serias complicaciones. La natación inmediatamente después de una traqueostomía es poco aconsejable debido a que el cuerpo no ha tenido tiempo suficiente para adaptarse al equipo.

Traqueostomía y natación

Nadar con una traqueotomía por lo general no es recomendado por los médicos. Los pacientes con traqueotomía deben utilizar equipo de natación especializado que evita que el agua ingrese a través del sitio del estoma o incisión. Los médicos suelen aconsejar a los pacientes de traqueotomía que eviten nadar sin usar equipo adecuado ya que el agua puede llegar directamente a los pulmones. La inhalación de agua aumenta significativamente tu riesgo de ahogamiento, así que consulta a tu médico antes de nadar con una traqueotomía.

Equipamiento para nadar con una traqueotomía

El equipo especializado diseñado para la natación con una traqueotomía incluye un aparato que se conecta al sitio del estoma que aspira el agua lejos de la cánula de traqueotomía, así como una tapa de estoma. Algunas piscinas públicas requieren que los pacientes con traqueostomía obtengan y proporcionen una autorización médica antes de permitirles utilizar las instalaciones de natación. En algunos casos, los pacientes con traqueotomía deben firmar una liberación de la instalación de toda responsabilidad legal antes de nadar.

Peligros

La principal amenaza de la natación con una traqueotomía es la aspiración del agua, que es la introducción de líquidos o sólidos en la tráquea en lugar de en el esófago. El riesgo de aspiración aumenta en gran medida al nadar con una traqueotomía debido a la colocación del tubo de traqueotomía. Debido a que el tubo se encuentra por debajo de la faringe, el agua puede entrar fácilmente en los pulmones sin intentos físicos para prevenirlo. Los pacientes pediátricos con traqueotomía son más propensos a aspirar agua y no se les debe permitir nadar. La aspiración puede causar infección en el sitio del estoma, trauma cerebral grave o la muerte.

Más galerías de fotos



Escrito por mekaseay jones | Traducido por eva ortiz