¿Cómo nadar puede mantenerte en forma?

La natación es una buena manera de perder peso y ponerse en forma, sobre todo si se trata de una actividad que ya disfrutas, que te hará más probable que continúes haciéndolo. Este ejercicio no sólo quema calorías y mejora la salud del corazón, pero puede ser especialmente beneficioso para las personas con problemas en las articulaciones, que pueden no ser capaces de trabajar en tierra. Pregúntale a tu médico antes de comenzar una nueva rutina de natación.

Quema calorías

El ejercicio de la mayoría de los días de la semana es esencial para mantenerse en forma para la vida. Los ejercicios cardiovasculares como nadar queman calorías, lo que ayuda a deshacerse del exceso de grasa corporal y el peso. Por ejemplo, un adulto de 160 libras (80 kg) puede quemar alrededor de 511 calorías en una hora. Debes tratar de nadar durante horas, al menos, dos horas y media a la semana, y poco a poco aumentar la velocidad en el tiempo para seguir desafiando tu cuerpo y quemar calorías.

Mejora la salud del corazón

Realizar ejercicios aeróbicos regularmente mejora la salud y la función de tu corazón. La piscina aumenta el ritmo cardíaco y trabaja los grandes grupos musculares en tu cuerpo, por lo que es una buena actividad para la salud cardiovascular. Sin embargo, debes ser consciente de que tu ritmo cardíaco puede llegar a ser más lento cuando te ejercitas en el agua que cuando haces ejercicio en tierra. Presta atención a cómo te sientes mientras estás nadando, y habla con tu médico antes de comenzar un nuevo entrenamiento si tienes problemas de corazón u otros problemas de salud.

Desarrolla los músculos

No sólo la natación quema calorías sino que elimina el exceso de grasa corporal, además de fortalecer los músculos. El ejercicio en el agua proporciona una resistencia natural, y se puede crear aún más, empujando o tirando el agua de tu cuerpo mientras nadas. La piscina tiene una baja tasa de lesiones, que hará más probable que continúes haciendo ejercicio. Ganar músculo también puede mejorar tu sentido del equilibrio, por no hablar de que te hará más fuerte.

Beneficios adicionales

Si eres nuevo en el ejercicio, eres obeso o tienes problemas en las articulaciones, puedes tener un momento difícil al empezar en una sesión de ejercicios o actividades ya que te causarán dolor. La natación puede ser la respuesta perfecta, ya que es una actividad de bajo impacto, y puedes variar la intensidad y la velocidad de tus entrenamientos de acuerdo a tus necesidades. Estar en el agua también disminuye los efectos de la gravedad, lo que te permite hacer ejercicio sin poner presión sobre tus articulaciones. Casi cualquier persona puede utilizar la natación para cumplir sus objetivos de fitness.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por daniel cardona