Cómo nadar en estilo libre de forma competitiva

Los dos elementos clave en la natación de estilo libre competitivo consisten en entrenamiento y técnica. Ya sea que compitas en tu escuela o en un equipo de maestría o has ingresado a un nado de aguas abiertas tales como las que hacen en la primera etapa de un triatlón, serás más competitivo si entrenas apropiadamente y trabajas en tu braceo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Gafas para nadar
  • Traje
  • Gorro de natación
  • Aletas
  • Pull buoy
  • Tabla de natación

Instrucciones

    Entrenamiento apropiado

  1. Es importante tener una posición hidrodinámica al nadar en estilo libre de forma competitiva.

    Mientras que las carreras de mariposa, pecho y espalda pocas veces sobrepasan los 200 metros, las carreras de estilo libre pueden ir desde 50 yardas a 300 millas y más. La preparación que necesitas para hacer un sprint de 50 yardas es diferente al que necesitarías para un maratón de natación. Al hacer un sprint, hay un gran énfasis en los arranques y vueltas rápidas, y tienes que estar acostumbrado a nadar sin descanso y sin tomar muchas respiraciones. Tu posición hidrodinámica, la posición como de lápiz en que pones tu cuerpo para impulsarte con los bloques o la dar la vuelta, también es importante, según el ex nadador de clase mundial y entrenador Gary Hall.

  2. Tanto Hall como muchos otros entrenadores dicen que los tres secretos para nadar en estilo libre de forma competitiva son: la posición corporal adecuada, la rotación del cuerpo para ganar potencia y mantener la mayor velocidad que sea posible. La mejor forma de tener una buena posición corporal es manteniendo la cabeza y el cuello alineados con el resto de tu cuerpo y evitar levantar tu cabeza, ya que esto crea un arrastre que hace que tus piernas se hundan. La rotación adecuada consiste en mover tus hombros o cadera de lado a lado, lo que permite que uses más grupos de músculos cuando te impulsas en el agua con tus brazos. Mantener la velocidad es importante porque es más eficaz continuar a un cierto ritmo que si se baja la velocidad, como cuando fallas en una voltereta, y luego tienes que recuperar la velocidad.

  3. Una clave para nadar competitivamente en estilo libre es aumentar tu habilidad para nadar tan rápido como puedas durante un periodo prolongado. Un método para lograrlo se llama nado "umbral", que incluye nadar de forma repetitiva una cierta distancia a casi tu máxima velocidad con muy poco descanso entre cada repetición. Un ejemplo sería nadar 100 yardas 12 veces consecutivas con diez segundos de descanso por cada 100. La idea no es nadar con todo cada vuelta, te cansarías rápido y serías incapaz de terminar las 12 vueltas de 100 yardas. En vez de eso, tu objetivo debe ser nadar tan solo unos cuantos segundos por debajo de tu máxima. Según swimsmooth.com, este tipo de ejercicio empieza a sentirse un poco fácil con el tiempo, pero su dificultad se incrementa.

Consejos y advertencias

  • Si estás nadando en estilo libre competitivo, eso significa que haces carreras, ya sea que se trate de cuatro longitudes en una piscina o en un lago. En el lugar que sea, disfrutarás más el éxito si durante la carrera recuerdas todas las cosas que has estado practicando, una posición hidrodinámica, la rotación alternada de tu cuerpo y un buen y fuerte ritmo. También es importante relajarse, para respirar de manera cómoda y no te preocupes sobre el sitio en el que quedarás o el tiempo que tendrás. Puede que te sorprendas.
  • Nunca deberías nadar solo, especialmente en los lagos o el océano. Si eres mayor, ve a una revisión con tu médico antes de intentar hacer ejercicio vigoroso. Unirte a un equipo con un entrenador profesional te ayudará a mejorar tu técnica y te dará ejercicios interesantes.

Más galerías de fotos



Escrito por jim sloan | Traducido por mayra nava