Cómo nadar con dolor de cadera

El dolor en la cadera por la artritis, bursitis o un musculo afectado pueden disminuir tu trabajo considerablemente. Las caderas son una de las articulaciones más grandes en tu cuerpo y soportan todo el peso del cuerpo al caminar. La natación es un ejercicio ideal para las personas con dolor de cadera, ya que el agua puede ser un alivio. Cuando el dolor de cadera se aleja, se combina la natación con una actividad física, como caminar o correr, para reducir el riesgo de la osteoporosis.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Trata tu dolor de cadera como lo indica tu médico o fisioterapeuta antes de comenzar a nadar. Si haces ejercicio demasiado pronto después de una lesión, te arriesgas a dañar el conjunto aún más. El tratamiento incluye ponerse hielo en la cadera, tomar medicamentos anti-inflamatorios, y la realizar ejercicios de estiramientos y de fortalecimiento para la rehabilitación.

  2. Haz calentamientos en el agua caminando o haciendo estiramientos suaves antes de nadar. El dinamismo de la piscina es fácil para las articulaciones y ayuda a aflojar la cadera con mayor facilidad que en tierra. En los estiramientos de cadera se pueden incluir tirones de rodilla hasta el pecho y manteniendose de pie en posición de "figura de cuatro". Apoyándote en la pared de la piscina, colocando la planta del pie plano en el otro muslo.

  3. Nada al estilo libre, o haz movimientos rápidos de los pies y de los brazos cuando tengas condiciones que causen dolor en la cadera. La patada rápida, se realiza moviendo los pies de hacia arriba hacia abajo, no apliques esfuerzo o tensión en tus caderas. Las patadas en la brazada y la natación de costado son más propensas a exacerbar el dolor de cadera.

  4. Elije el nado estilo dorso una vez que hayas dominado los movimientos rápidos de los pies y de los brazos sin dolor en la cadera. La nado de dorso es como una patada rápida invertida. El nado de dorso puede ser más difícil de realizar con dolor en la cadera, al mantenerse en la espalda requieres un endurecimiento de los músculos de la base, lo que puede causar que fuerces la cadera.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por cesar daniel gonzález ménez