Nadar después de un tratamiento con keratina

Si bien existe un debate acerca de la seguridad y de la cantidad de formaldehído que se usa en los tratamientos de alisado del cabello con keratina, muchas mujeres que luchan contra el cabello rizado y el encrespado adoran los resultados del procedimiento. Los tratamientos de keratina son eficaces pero también costosos, ya que su precio en el 2013 varía entre U$150 a US$ 500 por sesión. Tal vez necesites realizarte el tratamiento una vez cada cuatro meses. Para proteger tu inversión y limitar tu exposición a los químicos tanto como sea posible, es importante cuidar del cabello después del tratamiento siguiendo todas las indicaciones de tu peluquero, incluso ver dónde nadas.

Lanzarse a la piscina

Si nadas en agua fresca no dañarás tu tratamiento de keratina. Sin embargo, el agua con cloro de la piscina y el agua salada acortan la vida del tratamiento. Cuando nades en el océano o en agua con cloro, mete el cabello en una gorra de natación para protegerlo y mantenerlo seco. Si lo prefieres, puedes cubrirlo con un producto infundido con keratina antes de nadar y enjuagarlo después de hacerlo. Siempre debes lavarte el cabello con un producto libre de sodio y de sulfato. Si te enfrentas con un baño improvisado y no tienes una gorra y el acondicionador contigo, satura el cabello completamente con agua fresca antes de nadar. El cabello que ya está empapado no puede absorber más agua de la piscina o del océano.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle miley | Traducido por alejandra prego