Cómo nadar con un chaleco salvavidas

Nadar con un chaleco salvavidas es ideal para aquéllos que están aprendiendo a nadar o para los que van a nadar en lagos, océanos o ríos, ya que estos lugares pueden ser más peligrosos que una piscina. Un chaleco salvavidas puede protegerte de las olas y corrientes rápidas, y mantenerte a flote si te cansas. Debido a lo abultado de estos chalecos, necesitarás asegurarte de tener un ajuste apropiado al ponerte el chaleco antes de intentar nadar. Mientras nadas con un chaleco puedes optar por usar tus brazos, piernas o ambos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Pruébate tu chaleco salvavidas para asegurar un ajuste apropiado. Un chaleco no será efectivo para mantenerte a flote si está mal ajustado. Colócate tu chaleco. Asegura todos los cierres, broches, ataduras y correas para hacer que el chaleco se ajuste firmemente. Sumérgete con el agua hasta el cuello. Levanta tus piernas e inclina tu cabeza hacia atrás, hasta el agua. Tu boca no debe estar en el agua y debes flotar sin esfuerzo. Si el chaleco se te sube, necesitarás ajustar las correas y broches.

  2. Patea con tus piernas. Extiéndelas completamente mientras las mantienes bajo el agua. Muévelas hacia arriba y hacia abajo. Patea lentamente para impulsarte por el agua a un ritmo lento y establee. Para moverte rápidamente, patea a un ritmo más rápido. El acto de patear debe ser suficiente para impulsarte a través del agua sin necesidad de usar los brazos.

  3. Usa tus brazos. Si tus piernas se cansan o si necesitas un impulso extra para moverte en el agua, incorpora el uso de los brazos mientras nadas con tu chaleco. Extiende tus brazos hacia afuera en el agua. Abanica lentamente tus brazos a los cotados sobre el agua, en un movimiento de semicírculo grande. Repite este movimiento.

Consejos y advertencias

  • Si te fatigas, descansa y simplemente flota en el agua.
  • Por tu seguridad, nunca nades solo o hazlo en una playa vigilada por salvavidas.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por pau epel