¿Nadar ayuda a perder grasa en el abdomen?

No se puede perder peso o quemar grasa sólo en una parte aislada del cuerpo, como el abdomen - aunque el mito de que esto es posible persiste. Si tu quieres perder grasa del vientre, necesitas quemar más calorías que las que tomas. La natación puede ser una buena manera de quemar calorías, aunque para conseguir - o perder - como en la mayoría de estas formas de ejercicio, deberás tomar en consideración ciertos hechos.

Temperatura del agua

Si estás nadando para perder peso, asegúrate de que el agua en que nadas por lo menos esté a 27 grados Celsius. Según el experto de la aptitud Christian Finn, nadar en agua fría es probable que aumente el apetito y hará que comas más después del entrenamiento, cancelando las calorías quemadas por la natación. Como la piscina climatizada promedio es entre 25,5 y 27,8 grados centígrados, es probable que no tengas de que preocuparte - pero asegúrate de comprobarla antes de meterte de lleno.

Variedad

Prepárate para el éxito al invertir en algún equipo que te ayudará a variar tu entrenamiento de natación. Puedes intensificar el entrenamiento de las piernas con el uso de aletas en los pies o al mantener el cuerpo superior a flote con una tabla flotadora, obligando a las piernas a hacer todo el trabajo. Si quieres trabajar tu cuerpo superior, coloca un flotador de pierna entre las piernas para mantener la mitad inferior a flote, mientras que te impulsas con los brazos.

Cardio Piscina

Los dispositivos de flotación pueden ayudarte a hacer entrenamientos intensos cardio sin el peligro de ahogamiento. Por ejemplo, mientras que agarras una tabla flotadora, puedes patalear las piernas vigorosamente hasta que estés sin aliento, luego descansa y patalea a un ritmo más moderado. Cuanto más se trabaja el sistema cardiovascular, más calorías quemas. Por otra parte, la intensa sesión de cardio causa un aumento en el metabolismo que dura horas después de haber salido de la piscina.

Mantener la diversión

Si no te diviertes, no es muy probable que continúes con tu entrenamiento de natación. No te sobrecargues. Se debe utilizar la regla de "diez por ciento" común a los corredores - no aumentes la distancia de natación semanal más del diez por ciento de la semana pasada. Trabaja en mejorar tu técnica de natación - con un compañero o un instructor de natación - para mantener la mente fuera de las preocupaciones de pérdida de peso. El peso es más probable que salga si te gusta el trabajo y no te preocupes por los resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por scott roberts | Traducido por sandra magali chávez esqueda