Cómo nadar con un aro en el ombligo

Las perforaciones corporales utilizan una cánula, o aguja hueca, para hacer una punción limpia a través de la piel. Como esta aguja penetra en la piel y sale por el otro lado, una perforación debe ser tratada como cualquier otra herida punzante. Las piscinas pueden contener elementos irritantes, como el cloro y las bacterias, que pueden causar irritación e infecciones en una perforación que no se ha curado. Si decides nadar después de haberte hecho una perforación en el ombligo, debes tomar algunas medidas para reducir los riesgos de salud.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Vendaje impermeable
  • Sal marina
  • Vaso desechable
  • Jabón antimicrobiano
  • Toalla de papel

Instrucciones

  1. Espera por lo menos tres semanas para ir a nadar después de recibir tu perforación. Tu cuerpo necesita tiempo para empezar a formar tejido de cicatrices dentro de la perforación.

  2. Cubre tu perforación con un vendaje impermeable que selle el área por completo. La Association of Professional Piercers recomienda los vendajes Tegaderm.

  3. Revisa tu vendaje mientras nadas, para asegurarte de que el sello impermeable alrededor de la perforación se mantenga seguro.

  4. Remoja tu perforación con una solución de sal marina durante 15 minutos, inmediatamente después de nadar. Mezcla 1/4 cucharaditas de sal marina no yodada con una taza de agua tibia. Usa un vaso desechable cada vez que remojes la perforación, y deséchalo al instante después de cada uso.

  5. Lava tu perforación con un jabón antimicrobiano, somo Satin o Provon. Seca exhaustivamente con una toalla de papel sin usar.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jones | Traducido por pau epel