¿Por qué los nadadores se duchan cuando salen de la piscina?

Si alguna vez has ido a una piscina pública, sabrás que las duchas son necesarias antes de entrar a la misma. Esto es para eliminar la suciedad y los residuos que se pudieran compartir con todos los que comparten el agua. ¿Pero por qué tienes que ducharte después de salir de la piscina? ¿y por qué nadadores, que son atletas entrenados, prefieren ducharse cada vez después de que salen de la piscina, incluso si en realidad han pasado poco tiempo en el agua?

Significado

Las duchas entre inmersiones ayudan a mantener calientes a todos los músculos de los nadadores. Debido a que están constantemente dentro y fuera de la piscina, necesitan una forma de mantener su temperatura corporal estable. Si evitaran la ducha, es posible que el aire fresco haría que baje la temperatura del núcleo, lo que puede causar calambres musculares peligrosos.

Conceptos erróneos

Cuando se hizo la pregunta de ducharse después de cada inmersión en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, se dieron varias respuestas incorrectas. Uno de los expertos de la NBC dijo que los nadadores se duchan "porque quieren divertirse". Otra suposición común es que se duchan para eliminar el cloro. Mientras que el cloro puede causar algunas molestias y tiene efectos negativos en la piel y el cabello, su eliminación en la ducha es sólo un efecto secundario positivo.

Beneficios

Calentar usando una ducha tiene una ventaja principal, y esto es para evitar que los músculos se acalambren debido al cambio de temperatura. El frío puede constreñir los vasos sanguíneos, evitando que el oxígeno sea entregado al músculo. Esto puede causar calambres, pero por lo general es por la acumulación de ácido láctico. Esta es una causa poco común de calambres en los nadadores. El frío también contrae el músculo, lo cual puede causar calambres y obstaculizar el rendimiento del nadador.

Información de expertos

Durante las competiciones, muchos nadadores prefieren mantenerse caliente en una tina de agua caliente en lugar de tomar una ducha. Esto se debe a que la inmersión en el jacuzzi hace mejor el trabajo de mantener los músculos calientes y la temperatura central del nadador que como lo haría una ducha. También es un buen lugar para relajarse durante un corto período, si el nadador ha tenido una experiencia con "frenadas", o enfriamiento antes de la inmersión.

Consideraciones

Realizar ejercicios de calentamiento y en movimiento durante los descansos de la actividad son también una gran manera de disuadir a los calambres musculares, si eres un nadador. Dado que permanecer demasiado tiempo en la tina de hidromasaje o ducha puede elevar la temperatura del cuerpo a niveles que no mejoran el rendimiento de la natación, dividir tu tiempo entre la tina de hidromasaje o ducha y hacer ejercicios de calentamiento puede ser la mejor opción para ti, pero asegúrate de preguntar primero al entrenador.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hagan | Traducido por martín giovana