¿Puede la música ser una mala influencia para los niños y los adolescentes?

La música tiene el potencial de ser una gran influencia en la vida de un niño. Según la Kaiser Family Foundation, un niño promedio escucha más de 2 1/2 horas de música diariamente. La música no necesariamente representa un problema para los adolescentes que tienen un estilo de vida equilibrado y saludable, de acuerdo a la página web de la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. El sitio advierte, sin embargo, que "si un adolescente se encuentra obstinadamente embebido en música que contiene temas peligrosamente destructivos y presenta cambios en su comportamiento --tales como aislamiento, depresión, abuso de alcohol u otras drogas-- se debería considerar una evaluación por parte de un profesional calificado en salud mental”.

Comportamiento sexualizado

La mayoría de las letras de las canciones no hablan sobre los peligros de la actividad sexual, tales como el embarazo no planificado o las enfermedades de transmisión sexual. En cambio, la música a menudo glorifica la promiscuidad y promueve los estereotipos de género. De acuerdo con un estudio publicado por la revista Pediatrics titulado "Exposure to Degrading Versus Nondegrading Music Lyrics and Sexual Behavior Among Youth" ("La exposición a letras de canciones denigrantes versus las no denigrantes, y el comportamiento sexual entre los jóvenes”), los adolescentes que escuchan letras sexuales denigrantes son más propensos a involucrarse en comportamientos sexuales de alto riesgo. Las letras denigrantes tienden a deshumanizar a ambos sexos, representando a los hombres como impulsados siempre por el sexo y a las mujeres como objetos sexuales.

Suicidio

La investigación sobre si la música puede aumentar el riesgo de suicidio en los adolescentes es ambivalente. Cuando las letras de las canciones se centran en la muerte y el suicidio, pueden hacer parecer que esa es una buena solución a los problemas, advierte la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Según un artículo publicado por la revista Pediatrics "el heavy metal y ciertos tipos de música rock han sido asociados en algunos estudios con un mayor riesgo de suicidio”. Sin embargo, un estudio más reciente publicado por el Journal of Youth and Adolescence, afirma que "parece que escuchar música que expresa emociones incómodas podría ser un mecanismo de defensa efectivo para las chicas, ya que reduce el riesgo de comportamientos suicidas".

Agresión

Escuchar letras que involucran armas de fuego, violencia y comportamiento agresivo puede tener una influencia negativa en la juventud. Según un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, las letras violentas incrementan tanto los pensamientos como los sentimientos agresivos. El estudio también advierte: "La exposición repetida a letras violentas puede contribuir al desarrollo de una personalidad agresiva".

Abuso de sustancias

El uso de drogas y alcohol es a menudo glorificado en las letras de canciones y en los videos musicales. El John Hopkins Children's Center informa que el alcohol es retratado una vez cada 14 minutos en los videos musicales. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Pediatrics "la prolongada exposición a la televisión y a los videos musicales es un factor de riesgo para iniciar el consumo de alcohol en los adolescentes". A menudo, la música presenta el uso de sustancias como algo cool, sin mostrar las consecuencias negativas de la adicción.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por amy morin | Traducido por josé antonio palafox