Músculos trabajados con una bicicleta estacionaria

Pedalear en una bicicleta estática en la intimidad de tu hogar o durante tu visita a un gimnasio ayuda a mejorar tu acondicionamiento cardiovascular y a quemar calorías sin dañar las articulaciones. Esta forma de ejercicio es también una manera de fortalecer los principales grupos musculares, lo que conduce a un mayor rendimiento y un menor riesgo de lesiones durante las tareas diarias y el ejercicio.

No sólo para la parte baja del cuerpo

Mientras pedaleas en la bicicleta estacionaria, estás fortaleciendo una multitud de músculos al mismo tiempo. Pedalear trabaja los glúteos y los flexores de la cadera, además de los músculos de las piernas como cuádriceps, pantorrillas e isquiotibiales. Mantener el cuerpo en posición vertical mientras pedaleas fortalece los abdominales y oblicuos. Apretar los músculos del centro durante tu entrenamiento en bicicleta estacionaria puede ayudarte a incrementar tu fuerza en esa región.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por martin santiago