¿Qué músculos sostienen el tobillo?

La articulación del tobillo es una articulación fuerte que puede soportar hasta 1,5 veces el peso del cuerpo al caminar, según eOrthopod. Por esta razón, el tobillo tiene varios músculos fuertes que lo sostienen, proporcionando estabilidad. Estos músculos permiten el movimiento en el tobillo, ayudándote a ponerte de punta, flexionar y dar vueltas con el pie. Conocer los músculos en el tobillo te ayudará a reducir el riesgo de lesiones.

Peroneos

Los músculos del peroné cuentan con dos divisiones: el peroné lateral largo y los músculos del peroné lateral corto. Estos músculos envuelven alrededor del arco del pie y más allá del tobillo. Combinado con los músculos tibiales, los músculos del peroné funcionan para soportar y estabilizar el tobillo. Cuando caminas sobre una superficie irregular, tus músculos del peroné son los que te sostienen. Si los músculos se lesionan, tu cuerpo puede perder el equilibrio, haciendo que el pie se invierta con frecuencia o gire hacia adentro. Los pacientes que sufren este tipo de lesiones pueden ser propensos a esguinces de tobillo, según Podiatry Today. También se puede observar una disminución en el arco del pie.

Músculos de la pantorrilla

Dos músculos constituyen el músculo de la pantorrilla en la parte posterior de la pierna: los músculos del sóleo y el gemelo. Estos músculos se encuentran uno encima del otro. El sóleo está debajo del gemelo. Ambos se conectan a la parte posterior del tobillo hasta la parte posterior de la rodilla. Estos músculos sostienen la parte posterior del tobillo y ayudan a doblarlo cuando colocas en punta el pie. Una lesión en cualquiera de estos dos músculos afectará tu capacidad para poner en punta los dedos del pie. Esto también puede causar dolor y rigidez muscular. La tensión en los músculos de la pantorrilla es común en los atletas, ya que uno de los lugares frecuentes de tensión son los músculos de la pantorrilla.

Tibial posterior

El músculo tibial posterior trabaja con los músculos del peroné para estabilizar el tobillo. Este músculo comienza detrás de la espinilla y se conecta a la parte interior del tobillo, conocida como el maléolo medial. Este músculo ayuda a apuntar el pie y a girarlo hacia adentro. Si el tibial posterior se lesiona, puedes experimentar una caída en el arco o dolor en la parte posterior de la pierna. La rehabilitación y las plantillas hechas a medida se pueden utilizar para tratar las lesiones tibiales posteriores. A diferencia de lesión en los músculos del peroné, las lesiones en el músculo tibial posterior resultan en dificultad para mover la parte exterior del pie.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por maría florencia lavorato