¿Por qué los músculos se sienten adoloridos tras el ejercicio?

Mucha gente evita la actividad física debido a la inflamación y el dolor asociados a ella. El dolor muscular son gajes del oficio y los beneficios que ganas ejercitándote superan al malestar que experimentas. Una mejor comprensión de lo que tus músculos hacen y cómo responden a tus sesiones de ejercicio te ayudará a ver el dolor bajo una nueva luz.

Función

La contracción muscular es necesaria para poder realizar cualquier tipo de actividad física. Durante tu ejercicio, tus músculos pasan por una variedad de contracciones: concéntricas o de acortamiento, excéntricas o de alargamiento e isométricas o estabilizadoras. A medida que los músculos se adaptan a la actividad, el aumento de los niveles de lactato y el daño microscópico a las fibras musculares y el tejido conectivo se lleva a cabo. El dolor que se siente después de un entrenamiento es causado porque los músculos naturalmente aprenden y responden a una nueva actividad.

Identificación

El dolor muscular puede ser agudo o de inicio tardío. El dolor agudo ocurre durante e inmediatamente después de tu entrenamiento. El dolor muscular de aparición tardía se produce 24 a 48 horas después del entrenamiento. Los síntomas de ambos tipos pueden incluir hinchazón leve, rigidez, dolor y reducido rango de movimiento. Si ves excesiva hinchazón, decoloración o sientes dolor extremadamente intenso, estos pueden ser signos de una lesión más grave y debes buscar atención médica inmediatamente.

Importancia

Los síntomas de dolor muscular típico ya sea agudo o de inicio tardío pueden durar hasta 10 días. El dolor muscular que experimentas no significa simplemente que estás fuera de forma. Por el contrario, tu dolor hace que sepas que tus músculos están aprendiendo nuevas actividades y están respondiendo exactamente como debe ser. El dolor muscular es una parte normal y positiva de estar cada vez más saludable y conseguir estar en mejor forma. Sin embargo, si el dolor persiste o empeora, consulta a tu médico.

Consideraciones

El dolor muscular más comúnmente está relacionado con la resistencia o el entrenamiento con pesas. Sin embargo, el dolor puede ocurrir cuando pides a tus músculos hacer actividades para las que ya no les utilizas. Por ejemplo, si decides ir a caminar no habiendo caminado en meses. Tus músculos no están acostumbrados a la labor necesaria para subir y bajar colinas y deben adaptarse nuevamente a la actividad. Esta adaptación puede ocasionar dolor muscular después de la caminata.

Prevención/solución

Una sesión de caminar por colinas puede preparar tus músculos y disminuir la severidad del dolor de tu próxima caminata. Realiza un calentamiento y asegúrate de que el tipo de entrenamiento y la intensidad coincidan con tu nivel de condición física también, pues también puedes ayudar así a disminuir la aparición de dolor muscular. Tu calentamiento debe incluir de cinco a diez minutos de actividad ligera seguido de estiramientos. Habla con tu entrenador personal sobre el calentamiento y el "mapa" exacto de tu entrenamiento. Además mantén los músculos con actividad liviana, estiramientos y masajes, pues es beneficioso en la reducción de los síntomas de tu dolor después de un entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer sukalo | Traducido por paulina illanes amenábar